CEP y Cadem agachan el moño: “Sobreestimamos a Piñera y nos hacemos cargos de las críticas”

0
468
loading...
loading...

“La verdad es que hay que estudiar más lo que pasó”, advierte Harald Beyer, director del Centro de Estudios Públicos (CEP).

El comentario hace alución a los resultados de la opción presidencial de este domingo, cifras que se diferencian del pronóstico hecho por la última sondeo de la CEP que otorgaba a Sebastián Piñera una intención de voto de 44,4 por ciento y a Beatriz Sánchez le dio un 8,5 por ciento de intención de voto.

“Nosotros estuvimos muy cerca de lo que fue el votante probable, de la estimación de votante probable, pero claramente sobreestimamos a Piñera y subestimamos a Beatriz Sánchez. Lo demás estuvo relativamente admisiblemente. Existe la posibilidad de que más aceptablemente los indecisos eran personas que se inclinaron por Beatriz Sánchez finalmente. Hay tal vez algún problema con que el censo no está actualizado y tal vez hay manzanas que no estamos incorporando en las muestras, como no está actualizado el censo, que pueden representar otras visiones de la sociedad chilena. No sabemos, tenemos que estudiarlo con longevo detalle”, sentencia el ex ministro a La Tercera.

Por su parte, Roberto Izikson, de Plaza Pública-Cadem, comunica a través de un comunicado de prensa que “entendemos las críticas y nos haremos cargo de ellas. Los resultados electorales de este domingo nos plantean nuevos desafíos y nos obligan a redoblar los esfuerzos para que nuestra encuesta y la estimación que hacemos en base a ella sea aún más precisa”.

“Aunque logramos anticipar correctamente los resultados a nivel general, sobreestimamos el resultado de Sebastián Piñera ubicándolo sobre el 40% cuando el resultado fue de 37%, posiblemente como consecuencia de la votación de José Antonio Kast, que se ubicó en el techo de su intervalo de confianza (8%)”, reconoce.

Asimismo, reconoce que “a pesar de que nuestra encuesta mostró por varios meses a una Beatriz Sánchez competitiva frente a Alejandro Guillier, sub representó su resultado final ubicándola en un 14%, con un techo de 16%, siendo que su resultado fue de un 20%. Esta diferencia podría ser explicada por una imprecisión en la interpretación de los votantes probables indecisos (no sabe, no responde), que alcanzaban un 8% en los días previos a la elección y que parecieran haberse decidido a votar por Beatriz Sánchez de forma significativa en los últimos días”.

En tanto, Marta Lagos, de Mori, aprovecha la ocasión y dispara: “Yo dije hace una semana que las encuestas eran subdesarrolladas, que no teníamos el estándar internacional, que no nos podíamos saltar los procesos. Yo creo que la Beatriz Sánchez tiene razón en quejarse como se queja, no puedo sino estar de acuerdo con ella. Yo creo que esto amerita un informe producido por una sociedad estadística como lo hacen los ingleses”.

loading...