Chahin llama a resguardar a trabajadores de la salud en hoteles ante posibles agresiones: “El Gobierno debiese anticiparse a las amenazas”

0
109

Un nuevo llamado al Gobierno realizó el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín. Esta vez, solicitó que “pueda instalar en hoteles y otros recintos a aquellos trabajadores de la salud que están sufriendo amenazas y que eventualmente podrían transformarse en agresiones, adelantándose a situaciones injustas y que no merecen vivir”, tal como hemos conocido estas últimas horas.

En redes sociales se han compartido mensajes en lugares prohibiendo a los trabajadores de la lozanía del uso de espacios comunes en condominios, como los ascensores, se les niega la atención en el comercio e incluso en algunos casos se les arroja cloro o desinfectantes varios cuando concurren a algún procedimiento domiciliario.

“La irracionalidad y el egoísmo igualmente son parte de esta pandemia, por lo cual hemos recibido muchas denuncias sobre amenazas en edificios y condominios, en orden a que los trabajadores de la sanidad no usen ascensores, ni lugares en popular de dichos recintos. Es una situación dolorosa e injusta para los trabajadores de la vigor, más aun cuando ellos son precisamente quienes a diario están jugándosela por la vida de otros, poniendo en peligro su propia vida”, indicó el diputado.

Para esto, Chahin afirma que existen “alternativas para los trabajadores de la lozanía que quieran alejarse de sus familias por un tema de seguridad, porque viven con adultos mayores o enfermos crónicos, y todavía se contemplen recintos cómodos y dispuestos, para que puedan evitar –si lo quieren- agresiones de los vecinos que ya comienzan con amenazas de llevarlos a la rectitud por el exclusivo hecho de usar los utensilios comunes de un circuito”.

En ese sentido, el parlamentario añadió que pedirá a la Asociación Chilena de Municipalidades que “diseñen ordenanzas que contemplen fuertes multas para las comunidades que estén amenazando a estos trabajadores en salud. Una reacción frente al miedo irracional que llama a la violencia o la amenaza no puede quedar impune. Mientras en el mundo se les aplaude y alienta por salvar la vida de la comunidad, aquí se pone en riesgo su propia seguridad”.