Changuitos se roban las bebidas de turistas y se emborrachan; terminaron peleando

0
73

Por si fuera poco, algunos monos comparten ciertas costumbres con los humanos, como es el elegancia por las bebidas alcohólicas, y no es un mito, pues al menos en la isla San Cristóbal, en el Caribe, los monos verdes (cercopiteco verde) gustan de presentarse los bares en la playa para robar este elixir y ponerse ebrios.

La BBC ha mostrado un video donde se ve el comportamiento de estos simpáticos animales, y claro, cómo terminan luego de la jaleo.

Estos monos no son nativos de la isla, sino que llegaron como mascotas adjunto a los esclavos africanos, en el siglo XVII, y se han adaptado tanto, que hasta han adquirido estos hábitos, primero bebiendo el vino fermentado de la caña de azúcar, y ahora, esperando a que los turistas se distraigan, para salir de entre los árboles y robarse sus bebidas.

Prueban las que están al capacidad, para ver cuál les gusta más, y luego se beben todo el vaso, hasta que se ponen borrachos… ¿te suena corriente?

Mono ebrio

Una investigación, que estudió a 1,000 monos y sus hábitos de bebida, encontró que su comportamiento es muy similar al de los humanos. Descubrieron que cada mico pertenecía a una de cuatro categorías.

La mayoría eran bebedores sociales: trinque diluido en utilidad de fruta y solo beben cuando están con otros monos. Siquiera les gusta refrescar demasiado antaño de la hora del desayuno. Un 15 por ciento eran bebedores regulares. A estos monos les gusta el sabor del trinque y no lo quieren diluido. Son muy funcionales y dominantes en los grupos sociales, sobre todo el que bebe mucho pero parece ser capaz de manejarlo mejor que los demás.

Mono bebiendo

Luego están los bebedores compulsivos. Esto es aproximadamente el cinco por ciento de los monos, que beben rápido, lanzan golpes y pueden refrescar fácilmente hasta la asesinato en cuestión de meses. El posterior género son los abstemios, que no beben carencia en categórico.

Los resultados finales de demasiadas bebidas alcohólicas parecen ser los mismos, independientemente de tu especie: ser demasiado sensible, pelear y perder la coordinación…

Mono bebedor

Los investigadores han sospechado por mucho tiempo que el dipsomanía podría ser hereditario y valer en familias. Es difícil estudiarlo en humanos, pero por el momento planean estudiar a los monos.

La cuestión es que al final de la fiesta, los monos terminan peleando, quebrando los vasos, tirando mesas o tirados en ellas y en la playa… seguro, mientras ves este video te vas a determinar de la última fiesta a la que fuiste…

Posteriormente de esto, ¿sigues dudando que somos clan?