Chellie: La mujer que no pudo parar de llorar tras visitar a su marido en la oficina

0
477
loading...
loading...

A veces las mujeres por naturaleza solemos ser un poco celosas, inclusive a veces no logramos entender el que nuestra pareja decida trabajar horas cuando no existe una condición económica tan esforzado y nos cuestionamos del motivo por el cual es que prefiere producirse más tiempo allí que en casa. Esto le sucedió a una mujer de Texas. Ella no comprendía porque su marido pasaba horas y horas en el trabajo a posteriori de que su etapa había terminado. Más aun sabiendo que él tenía un trabajo duro que podía conseguir a desgastar mucho emocionalmente.

Jack se dedicaba al trabajo social y brindaba ayuda y apoyo a menores de etapa en situaciones de emergencia. Un día su esposa decidió espiarlo, ya que no lograba entender el motivo de que él viviera prácticamente en su oficina. Al demorar allí, encontró a Jack de una guisa que nunca imaginó, así que decidió sacar la posterior fotografía y compartirla en redes sociales acompañada del posterior mensaje que a mí me ha resultado muy conmovedor.

“Mi consorte Jack es Supervisor del Sección de Servicios a la Clan y a los Niños. Él, contiguo con un personal excelso y capacitado, realiza un trabajo poco apreciado pero muy satisfactorio, que merece más gratitud pues considero que se necesita a alguno muy particular para realizarlo. Sin incautación, a los trabajadores e investigadores no se les suele recordar su entorchado cuando poco bueno sucede, pero si se les ataca cuando poco por razones ajenas a ellos resulta mal, lo cual determino que no es acoplado. He descubierto que, posteriormente de que se adjudicara la tutela de este bebé al Estado, y mientras le asignaban una clan adoptiva, mi marido tuvo que hacer horas extra para quedarse con él y recogerlo, lo cual yo desconocía y al descubrirlo ha hecho que mi corazón sienta aún más acto sexual por él, por su bondad y humanidad.  Cuando llegué a la oficina, me encontré con esta imagen tan enternecedora…”

Él ha permanecido alejado de su comunidad y caras conocidas, ha sido necesario mantenerlo calmado, ya que se mostraba agitado. No es necesario opinar que compartieron un momento muy distinto… pues la imagen dice más que mil palabras.
En un mundo de odio, furia, discusiones a beneficio y en contra del uso de armas, descalificaciones entre los políticos, hay niños que luchan por sobrevivir y muchos que lo único que desean, es una comunidad que los ame.
Y lamentablemente, son las personas que se ocupan de estos niños a las que se pasa por parada, se paga mal y a las que no se reconoce la extraordinaria y afectuosa entorchado que realizan.Considero que uno nunca audición a nadie asegurar: ‘Ah, qué proporcionadamente, ya llegaron los del Sección de Atención a la Clan y a los Niños (DFACS, en sus siglas en inglés)’. Muchos se escurren, los evitan, mienten y no cooperan, cuando lo que estos trabajadores pretenden es ayudar a los niños.


La foto que he decidido compartirles refleja perfectamente el coito y compasión de estos trabajadores, que pasan desapercibidos para muchos. Mi consorte Jack hacía horas extras para quedarse con el bebé y llegaba dos horas antiguamente de su caminata gremial. Su objetivo era cerciorarse de que el bebé recibiera los cuidados adecuados y se sintiera protegido. Ahora que lo sé, me siento sumamente orgullosa del cónyuge que he electo”.

Este hombre sin duda alguna, así como el personal del Área de Atención a la Grupo y a los Niños merecen aplausos de todos, una hermosa labranza digna de agradecimiento.

No olvides compartir estas hermosas palabras, así el trabajo de este hombre y demás personal será aplaudido por todos.

Fotos:Facebook/Love What Matters /rolloid

La entrada Chellie: La mujer que no pudo detener de gemir tras revistar a su marido en la oficina se publicó primero en Porque no se me ocurrió antaño.

loading...