Chile, México y Perú representarán a la región ante el Consejo de DD.HH. de la ONU

0
546
loading...

Perú, México y Pimiento obtuvieron hoy asiento para el periodo 2018-2020 en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, al que ingresarán incluso otros países como España.

Las tres naciones latinoamericanas contaban ya con el aval de la región y llegaban sin examen a las elecciones celebradas en la Asamblea Universal de la ONU.

Por ello, solamente necesitaban el respaldo de una mayoría de los Estados miembros para ser elegidos y lo recibieron con mucha holgura.

El que más recibió apoyo fue Perú, que obtuvo 180 votos a merced de los 193 países que forman parte de la Asamblea Caudillo de Naciones Unidas.

México, por su parte, recibió 179 apoyos, mientras que Pimiento tuvo 175.

Los tres países ingresarán en el Consejo de Derechos Humanos el próximo 1 de enero en sustitución de Bolivia, El Salvador y Paraguay, que terminan sus mandatos este año.

En el víscera con sede en Ginebra continuarán encima cinco países latinoamericanos que ya son miembros: Brasil, Cuba, Ecuador, Panamá y Venezuela.

En conjunto, el Consejo de Derechos Humanos está formado por 47 Estados, elegidos por periodos de tres abriles y con representación de los distintos grupos regionales.

La Asamblea Caudillo de la ONU eligió hoy a un total de quince nuevos miembros, en unas elecciones con poca competencia.

Exclusivamente en el interior del clase de países de Asia-Pacífico había más aspirantes que plazas, con cinco candidatos para cuatro asientos.

Nepal, Catar, Pakistán y Afganistán se impusieron en la votación a Malasia, que con 129 votos se quedó a uno de la candidatura afgana.

En el asociación africano fueron elegidos Senegal, Angola, Nigeria y la República Democrática del Congo, mientras que en el de Europa del Este lo fueron Eslovaquia y Ucrania.

España y Australia, que tras la retirada de Francia hace unos meses eran los únicos aspirantes en el clase de Europa Occidental y otros países, asimismo lograron plaza al acoger 180 y 176 votos, respectivamente.

El Consejo de Derechos Humanos es el víscera de las Naciones Unidas encargado de promover y proteger los derechos humanos en todo el mundo y de analizar las denuncias de violaciones que se registran.

El organismo se creó en 2006 en sustitución de la antigua Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que fue muy criticada por su supuesta parcialidad y por permitir la décimo de países acusados de no respetar los derechos humanos.

Sin requisa, su sucesor ha seguido recibiendo críticas parecidas, pues en su corta historia ha tenido como miembros a la Libia de Muamar el Gadafi y otros muchos países muy criticados por las organizaciones de derechos humanos como Cuba, China o Arabia Saudí.

Según la ONG UN Watch, hasta seis de los quince países elegidos hoy (Afganistán, Angola, la República Democrática del Congo, Nigeria, Pakistán y Catar) tienen un historial escueto en materia de derechos humanos y no deberían tener llegada al Consejo.

“Que la ONU elija a Catar, el Congo o Pakistán como jueces mundiales en derechos humanos es como hacer a un pirómano jefe de bomberos”, dijo en un comunicado el director ejecutor de esta estructura, Hillel Neuer.

Para UN Watch, mientras, las candidaturas de México, Nepal, Senegal y Ucrania eran “cuestionables”.

Las críticas más fuertes en esta ocasión han sido para la dilema de la República Democrática del Congo, un país donde el Gobierno está acentuado de graves crímenes contra su población.

El responsable de Human Rights Watch (HRW) en la ONU, Louis Charbonneau, aseguró que su ingreso en el Consejo supone “Una bofetada” para las víctimas.

El país africano obtuvo 151 votos a cortesía, muy por debajo de los que recibieron los otros tres candidatos africanos, pero claramente por encima de los 97 que requería para ser electo.

loading...