Chile, país OCDE pero sin lo bueno de ser OCDE: informe nos deja entre los países con los sueldos más bajo

0
441
loading...

La Estructura para la Cooperación y el Ampliación Crematístico (OCDE) dio a conocer hoy el noticia “Perspectivas de Empleo 2017” donde Pimiento figura entre los países que integran el organismo como el tercer país más bajo en relación a sueldo por hora.

Según el documento, la proporción de trabajadores que suelen trabajar 60 o más horas a la semana, (8,6%) está muy por encima de la media de la OCDE y sólo se supera en Grecia, Corea y Turquía.

“En promedio, los trabajadores chilenos trabajan 1988 horas al año, muy por encima del promedio de 1776 en los países de la OCDE”, detalló el crónica.

De todos modos, dice el reporte, “las condiciones del mercado laboral serán bastante estables en Chile los próximos dos años, mientras que lentamente mejorará su promedio con el resto de la OCDE”.

Sin incautación, un 14,8 por ciento de los chilenos en vida de trabajar vive en hogares pobres: “Los ingresos ajustados por el tamaño del hogar es menos del 50 por ciento de la renta mediana. Esto está ligado a los bajos salarios por hora”.

Asimismo, advierte que “Chile se sitúa cerca del promedio de la OCDE sobre el nivel de inseguridad en el mercado de trabajo y la integración de grupos desfavorecidos como madres con niños muy pequeños, no nativos o personas con discapacidad”.

Aunque, consigna que con la importante excepción del aumento de las tasas de empleo, “desde 2006 no se ha observado en Chile ningún avance importante o deterioro del desempeño del mercado de trabajo”.

Y agrega que “el aumento de la inmigración de otros países latinoamericanos y una fuerte crisis en el sector minero son elementos contextuales que deberían ser considerados al interpretar esta situación de `no cambio`”.

El top 5 de los países en dónde las personas más se les paga por hora son:

-Holanda: US$29,5
-Luxemburgo: US$28,7
-Suiza: US$28,5
-Noruega: US$28,2
-Dinamarca: US$27,3

“No basta con crear empleo”

La OCDE instó a los gobiernos a no concentrarse exclusivamente en la creación de empleo y prestar todavía atención a su calidad, al ataque al trabajo de mujeres y jóvenes, al refuerzo del diálogo social y a la formación continua de los profesionales.

El estudio afirma aportar “valiosas evidencias nuevas sobre el grado en el que el revés populista se debe al fracaso real de las políticas actuales para promover el crecimiento inclusivo”, reconociendo que la respuesta de la “ortodoxia” económica a la crisis universal ha provocado tensiones sociales.

Encima, la OCDE señala una serie de direcciones para que los gobiernos puedan “atender mejor las legítimas preocupaciones” de la sociedad y acortar las razones que han alimentado el populismo en los últimos abriles.

Las políticas laborales, explica el referencia, deben ir más allá de lo meramente cuantitativo y tener en cuenta “la calidad de los empleos”, la “resistencia” del mercado de trabajo frente a una crisis, su capacidad para incluir a jóvenes y mujeres, y de adaptarse dependiendo de los cambios en el mercado, el comercio y la cambio tecnológica.

Por eso, debe ayudarse a los trabajadores a “construir las habilidades adecuadas y a adaptarlas” a las deyección del mercado “durante su vida laboral”, apunta el documento, de unas 260 páginas.

Asimismo, la OCDE desafío por aumentar la proposición de programas de búsqueda de empleo para los trabajadores desempleados y por “adaptar la protección social” a cambios en el mercado sindical como el aumento del número de autónomos, la creciente movilidad y el agonía de ciertos sectores por la revolución tecnológica.

Por postrer, destaca que se debe involucrar a los sindicatos y otras formas de representación de los trabajadores y promover “la negociación colectiva”, que puede contribuir a que “cambios potencialmente rupturistas” se realicen de forma beneficiosa para los empleados.

La OCDE asegura que la desigualdad está creciendo entre sus miembros de tal forma que la renta apto del 10 % más rico es ahora más de nueve veces veterano que la del 10 % más insuficiente, cuando hace 25 abriles era siete veces más.

Adicionalmente, denuncia la “polarización laboral” de las últimas décadas, esto es la reducción del empleo considerado de clase media en auxilio de los trabajos de suscripción o víctima remuneración.

loading...