Chile retoma agenda con Perú y busca aislar a Bolivia

0
625
loading...

Por Phillip Durán y Tomás Martínez

La oscuridad de este miércoles llegó a Santiago el vicecanciller de Perú, Néstor Popolizio. Aunque la reconocimiento tiene como objetivo participar en actividades de la Ocde, hay una reunión más en la memorándum que es esencia: a las 16.00 horas de este jueves, se encontrará en el asfalto 15 del edificio Carrera con el subsecretario de RR.EE. de Pimiento, Edgardo Riveros.

La cita entre entreambos personeros tiene historia: está pendiente desde noviembre de 2015, cuando Santiago la suspendió en señal de molestia tras una incursión de militares de ese país a las cercanías del Hito 1, como parte de la disputa sobre la ubicación del conclusión y el llamado “triángulo terrestre”.

En ese contexto, la reunión de los viceministros forma parte de un “itinerario” anciano -como lo califican en la Cancillería- pactado entre los cancilleres Heraldo Muñoz y Ricardo Retrato en septiembre pasado, en una reunión en medio de la Asamblea Universal de Naciones Unidas, en Nueva York.

El objetivo postrero: descongelar una memorándum doble paralizada a raíz del frío vínculo entre la filial Bachelet y la de Ollanta Humala, quien dejó su cargo en julio, data en que asumió Pedro Pablo Kuzcynski.

Dicho itinerario, dicen fuentes diplomáticas, incluye la presencia en Fresa de la Presidenta Bachelet para la cumbre Apec, el próximo mes, y una recepción de trabajo de Kuzcynski los dos últimos días de ese mes a Santiago, ocasión en la que -junto con reunirse con la Presidenta- asistirá al foro crematístico de Icare.

Adicionalmente, dicen las mismas fuentes, podría sumarse otro hito: el canciller Muñoz prepara un alucinación a Escofina para reunirse con Reflejo, cita en que continuarán su conversación de Nueva York y prepararán la memorándum de trabajo que tendrán Bachelet y Kuzcynski a fines de noviembre en Santiago.

Sobre la mesa está la idea de abrir una instancia inédita: un cita binacional de gabinetes. Perú ha realizado dicho formato con todos sus vecinos, menos -hasta ahora- con Pimiento.

Aislar a Bolivia

Según fuentes chilenas, en la reunión en Nueva York, los ministros Muñoz y Escaparate acordaron avanzar en una memorándum política “positiva”, encapsulando los temas de discrepancias, como el del triángulo terrenal.

De hecho, el diálogo entre entreambos se produjo a posteriori de que Luna dijera a la comisión de RR.EE. de su país que ya había planteado a su par chileno la idea de iniciar conversaciones para resolver la disputa sobre la ubicación del límite terrestre.

Al conocer esos dichos, en la Cancillería chilena optaron por evitar una respuesta en conocido a Retrato: Muñoz se contactó telefónicamente con el ministro peruano, a quien conoce desde los ’90, cuando el limeño era embajador de su país frente a EE.UU. y el chileno representante frente a la OEA.

Así, dicho tema seguirá siendo abordado, pero en reserva, sin reanimar tensiones públicas, a raíz de las posiciones irreconciliables entre entreambos países.

La preocupación principal, señalan fuentes chilenas, pasaba por recuperar la relación con Limatón y evitar inaugurar un nuevo lado aledaño, tras acaecer cerrado la controversia por la frontera en el mar con el veredicto de La Haya de 2014.

Sin requisa, en el edificio Carrera igualmente ponen sobre la mesa otra razón de peso: prolongar un buen clima con Perú ayuda a aislar a Bolivia, país que en paralelo a la demanda marítima en la Corte Internacional de Honestidad, ha desplegado una intensa ataque comunicacional y diplomática contra Pimiento.

Un escena tranquilo con Perú completa un cuadro positivo para Pimiento en la región, dicen en la Cancillería: hay un buen vínculo con los gobiernos de Mauricio Macri en Argentina y Michel Temer en Brasil, lo que se suma a la valorada cooperación en las tratativas entre Juan Manuel Santos y las FARC en Colombia; incluso al nuevo acercamiento con Horacio Cartes de Paraguay -quien estuvo en Santiago la semana pasada-, a una relación cordial con Rafael Correa de Ecuador -donde Bachelet viajaría la próxima semana- y a un Nicolás Juicioso -único soporte de Evo Morales– débil en Venezuela.

Flexibilizar posturas

Así, en el edificio Carrera explican que se decidió morigerar ciertas exigencias públicas que se vienen planteando a Escofina desde la agencia Humala. Y que tienen que ver básicamente con el desacierto de La Haya de 2014.

Una de ellas: la penuria de que Perú apruebe la denominada Ley de Excarcelación de Comunicaciones, lo que terminaría de alinear sus normas internas con la sentencia del citado tribunal internacional. Teniendo esto en la mano, podría avanzarse en el compromiso irresoluto de que entreambos países inscriban la nueva cartografía maritima frente a Naciones Unidas, como se acordó poco a posteriori del laudo de 2014.

Los dos temas habían sido calificados por Pimiento como condiciones para reactivar la reunión más emblemática entre entreambos países: el “2+2”, que reúne a ministros de RR.EE. y Defensa. Ahora, aunque no se han retirado las exigencias, el canciller Muñoz ha expresado públicamente su interés en descongelar dichos encuentros.

Ahora, señalan fuentes diplomáticas, la memorándum que comenzará a conversar los vicecancilleres, luego pasará a manos de los cancilleres y continuarán los Presidentes, tendrá un suspensión componente simbólico y positivo.

Uno de ellos: entreambos países evaluarán proyectos para el llamado “Chinchorro”, circunscripción de propiedad peruana en medio de la ciudad de Arica. 

Igualmente está la idea de reimpulsar el apeadero que Perú tiene a su servicio en el Puerto de Arica.

Fuente:T13.cl

loading...