Chile Transparente por corrupción en municipios del sector oriente: “Es una olla de presión que tenía que explotar”

0
81

Lo que se está viendo en algunos municipios donde se indaga corrupción «es la punta del iceberg, una olla de presión que tenía que explotar». Con estas palabras se refirió Alberto Precht, director ejecutor de Pimiento Transparente a los escándalos de corrupción en Vitacura, que tiene al exalcalde Raúl Torrealba en la mira, y las irregularidades en las municipalidades de Las Condes y Lo Barnechea.

Entrevistado en El Mostrador en La Esencia, Precht señaló que el quid del asunto es que en los municipios «se da una caja pagadora de favores, de sobresueldos» con las corporaciones”.

“Es un mecanismo muy utilizado por muchos municipios del país que supuestamente en pos de la efectividad crean personas jurídicas de carácter privado, como corporaciones, fundaciones, organizaciones, que por su naturaleza jurídica no tienen el mismo control que puede tener un municipio. De esa forma funciones que debiese hacer el municipio, la comienzan a hacer terceros, que en realidad no son terceros, solamente es un disfraz de terceros. Por ejemplo, creo una corporación de deportes, y saco las funciones de deporte del municipio directamente, y a esta corporación le puedo pagar los sueldos que yo quiero pagar, nombrar a quien quiera nombrar, no hay escalas de sueldo, la fiscalización es solamente de las transferencias que se realizan del municipio, se pueden recibir donaciones que pueden tener otro tipo de control”, indica.

“Es lo que se denomina la huida del derecho administrativo, se escapa del control. Este es un mecanismo muy antiguo, hay que comenzar con las fundaciones que crean las primeras damas hace mucho tiempo en Chile, que finalmente se financian con presupuesto y funcionarios públicos, pero que no tienen el mismo nivel de control que tuviese el mismo Estado”, detalla.

De acuerdo a Precht, con este mecanismo “se da la posibilidad de que se paguen sueldos sobre lo que se paga dentro del mismo municipio. Así en los municipios se da una caja pagadora de favores, de sobresueldos con las corporaciones, acá muchos parlamentarios han planteado que se someta al control a las corporaciones. Si el municipio debe entregar la subvención a una corporación, está bien, pero hay que hacerlo según las reglas. Igualmente, se entrega a un privado, que no está haciendo funciones públicas. Entonces lo que hace el municipio es disfrazar, hay que dejar estos disfraces”, indicó.

Para el diestro en temas de transparencia, en las municipalidades, «las corporaciones no tienen que existir». “No hay una ilegalidad de la creación de corporaciones municipales, pero lo que hacen es irse por la berma”, subrayó.

Revise la entrevista de Alberto Precht en El Mostrador en La Esencia acá:

En Vitacura, el escándalo ha generado coletazos y este fin de semana el exalcalde Raúl Torrealba decidió presentar su renuncia a Renovación Doméstico (RN).

Torrealba se encuentra investigado por el Tarea Sabido y enfrenta encima una querella de la contemporáneo alcaldesa, Camila Merino (Evópoli), que solicitó investigar las subvenciones a los programas municipales Vita, en los que se revelaron irregularidades que apuntan a la antigua distribución. De hecho, en medio del escándalo se reveló que el histórico exedil recibía sobres con billetes por hasta 5 millones de pesos mensuales.

Con todo, según Precht, “es importante separar a las instituciones de las personas, entonces cuando a uno le preguntan si una institución es corrupta, hay instituciones que tienen mayor propensión a la corrupción, pero eso no significa que los municipios sean corruptos. Hay personas que se aprovechan de esos riesgos para cometer actos de corrupción”.

En el caso de Las Condes y Lo Barnechea, un reportaje publicado por América Transparente destapó una “caja negra” en estos municipios, al revelar transferencias por más de $14 mil millones para seguridad a entidades privadas sin fiscalización (“Lo Barnechea Seguridad” y la “Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Las Condes”).

En estos casos, la Contraloría golpeó la mesa y exigió sendos informes a las municipalidades de Las Condes y Vitacura sobre la entrega de subvenciones a organizaciones sociales entre 2019 y 2021. Respecto a Lo Barnechea, el otro municipio que ha saliente a la palestra, no hay nuevas acciones concretas en materia de fiscalización, porque ya existe un proceso de auditoría en marcha desde hace cuatro meses.