Choque entre Gobierno y oposición llega a su peak por Ingreso Familiar de Emergencia: senadores acusaron nula disposición al diálogo de los ministros

0
123

Este miércoles, la Sala del Senado despachó el esquema que crea el Ingreso Conocido de Emergencia, ya que fue aceptado en genérico. Sin confiscación, se rechazó de forma particular el monto final del beneficio y sin un mecanismo claro para entregar el cuartos.

El Gobierno, que iba por 65 mil pesos, anunció un veto presidencial a la iniciativa, puesto que no se puede aplicar el plan sin un ámbito judicial que regule el reparto del parné que pretende ir en ayuda de aquellas personas que no cuentan con un ingreso formal. En la concurso, piden que ese monto sea aumentado en 15 mil pesos más, llegando a 80 mil pesos.

A la salida de la votación, el ministro de Crecimiento Social, Sebastián Sichel, dijo que si correctamente es “una buena noticia” contar con este plan, todavía calificó como “mala noticia” la osadía de la concurso, que rechazó “los montos a que este beneficio se extendiera hasta el 60%, que era un artículo en particular. No tenemos hoy un plan de ley implementable, lo que va a retardar más aún la transferencia de los medios a los ciudadanos y a posteriori de 10 días de tramitación llegamos a un punto muerto en esta deducción”.

“Vamos a trabajar en todas las fórmulas posibles para que lo antes posible llegue esto al bolsillo de las personas, entendiendo que quien nos está viendo lo que quiere rápidamente es que dejemos estos debates estériles y transfiramos lo antes posible estos recursos”, agregó.

En la concurso acusaron el moradura del Ejecutor y contraatacaron. El senador del Partido Socialista Rabindranath Quinteros criticó el monto del IFE: “Desgraciadamente no quieren entender que las familias necesitan recursos económicos (…). Si les pedimos (a las familias) que hagan cuarentena y que no salgan de sus casas, evidentemente necesitan tener un salario”, por lo que “no es posible que después de haberse aprobado 2 mil millones de dólares hoy el Gobierno presente un proyecto cuyo costo es 802 millones de dólares”.

En tanto, el senador PPD, Ricardo Lagos Weber explicó que siente “que el Gobierno se equivocó en carear la relación con el Parlamento, sobre todo con el Senado, en esta materia. 130 millones de dólares para tener cubo un beneficio parejo, creo que no hubiera sido descuadrar la caja fiscal, cuando se tiene un fondo de US$ 2 mil millones y de los cuales se está usando solamente 800 millones de dólares”.

El presidente de la comisión de Hacienda del Senado, Jorge Pizarro, acusó que La Moneda nones escuchó esta propuesta: “Como oposición le planteamos sistemáticamente al Gobierno una propuesta sin ser escuchados y donde no hubo la más mínima posibilidad de diálogo”, poco que habría servido y que, a su sensatez, era “imprescindible” para que “las familias más vulnerables del país hagan la cuarentena tal como se les está solicitando” y con un ingreso resguardado.

El senador José Miguel Insulza (PS) advirtió que las propuestas de la concurso “estaban dentro del rango que el Gobierno estaba planteando”, las que fueron rechazadas y “no hubo diálogo”. “Nosotros pedimos que, de una vez por todas, el Gobierno favorezca a quienes no tienen un centavo para darles de comer a su familia, mientras otros se reparten las utilidades de sus empresas a vista y paciencia de todo el país”, apuntó.

“Con esta votación el Senado le ha dicho al Gobierno que este proyecto hay que mejorarlo, que como está tiene muchas insuficiencias y muchos defectos. Frente a esto el Gobierno puede abrirse a conversar y buscar una solución, asumir las deficiencias y corregirlas o presentar un veto insistiendo y presionando. Esperamos que opte por dialogar”, afirmó el senador Carlos Montes (PS).

“Aprobamos el proyecto porque estamos convencidos de que es necesario y urgente y así lo propusimos hace tiempo. Sin embargo, habría sido irresponsable de nuestra parte aprobarlo en particular porque tiene muchos defectos. Este es un proyecto que debe atender a todas las familias que lo requieran, que debe ser de un monto que permita resolver los problemas que debe ser con un procedimiento rápido y expedito que llegue adecuadamente a quienes lo requieren”, finalizó.