Cibernautas especulan sobre la obsesión del obispo en “Perdona nuestros pecados”

0
503
loading...
loading...

Anoche se emitió un nuevo capítulo de la exitosa teleserie nocturna de Mega, el que estuvo traumatizado por la aparición de Nora y Camilo a Villa Ruiseñor.

A eso se sumó la detención de Ernesto Möller, quien se transformó en el principal sospechoso por el homicidio de Elvira Undurraga, su mujer, al ser inculpado por Armando Quiroga, que se las arregló para dejar el armas homicida en la maletera del coche del corregidor.

Sin bloqueo, una imagen que llamó la atención de los televidentes fue la que protagonizó el actor Héctor Noguera, quien interpreta al prelado Subercasseaux. Su personaje está empecinado en separar al padre Reynaldo de María Elsa, por lo que se llevó al párroco de regreso a Chillán.

Su plan no dio resultado, pues rápidamente el sacerdote quiso regresar a los brazos de su enamorada. Y aunque parecía que ausencia podía detenerlo, todo indica que monseñor encontró la forma.

 

El religioso no se quedó con las manos cruzadas y elaboró un retorcido plan para impedir que Reynaldo abandone el clero por aprecio: le puso un misterioso ingrediente a su agua para enfermarlo.

De hecho, en el avance del próximo capítulo quedó claro que la organización del prelado funcionó, pues se muestra al padre descompensado y cayendo al suelo cuando estaba por partir.

¿Qué pretende monseñor Subercasseaux?

loading...