CIDH en sus conclusiones preliminares: “Chile vive una situación de grave crisis en materia de derechos humanos”

0
160

“Chile vive una situación de grave crisis en materia de derechos humanos”. Esa fue la principal conclusión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su documentación preliminar de la recepción in chiflado realizada al país entre el domingo y este viernes para corroborar el resguardo de las libertades fundamentales durante el estallido social.

El noticia de la CIDH pone el dedo en la chancro, y se suma a reportes como los de Remisión Internacional, Human Rights Watch, la Oficina de la Suscripción Comisionada de DD.HH. de la ONU, o los elaborados por entidades nacionales como el Instituto Doméstico de Derechos Humanos y la Defensoría Jurídica de Derechos Humanos de la Universidad de Pimiento.

En la presentación del noticia, que partió de modo simbólico con un minuto de silencio por las víctimas, el relator Joel Hernández señaló que “los números hablan por sí solos” al referirse a la situación de violaciones a los derechos humanos desde el 18 de octubre. De ahí que en este preinforme, la CIDH declara que “condena el alto número de violaciones de derechos humanos e insta a las autoridades de Chile a investigar con debida diligencia identificar y sancionar a los responsables”.

La desigualdad

Asimismo, el documento reconoce la “existencia de una sociedad civil vibrante y consciente de sus derechos”, en un país donde hay “deudas históricas en materia de derechos humanos”. “Hay una perpetuación de la impunidad que afecta a toda la sociedad”, señala.

Al acometer el fondo de la crisis, el referencia de la CIDH apunta a los “niveles de desigualdad”, expresado por ejemplo en casos como los de profesores pensionados o los habitantes de “Zonas de Sacrificio”, quienes prestaron refrendo frente a la delegación interamericana.

“Chile ha realizado importantes esfuerzos para incrementar el ingreso económico familiar, pero persisten una pluralidad de problemáticas asociadas a procesos estructurales y obstáculos tanto prácticos como jurídicos para la efectiva realización de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Entre ellos, destaca la insuficiencia de regulación y control de las actividades empresariales que afectan derechos sociales y ambientales”, señala el preinforme.

Llamado de atención al Gobierno

El organismo admitió la existencia de manifestaciones violentas, aunque enfatizó que “la protesta social es legitima cuando se desarrolla en forma pacífica”. En este contexto, y citando los casos de Fabiola Campillay y Gustavo Gatica, señaló que la reacción del Estado frente a la movilización ha sido de “represión y uso desproporcionado de la fuerza”, con prácticas repetitivas como las detenciones masivas y el uso de perdigones y gas irritante disparado al cuerpo de los manifestantes. A seso del organismo, queda en evidencia una “falta de alineamiento de los estándares internacionales en la gestión de las protestas”.

Encima, en otro llamado de atención a la despacho Piñera, cuestiona al Gobierno por el emisión al Congreso de paquete de medidas legislativas para deshumanizar las penas. “No es aceptable el incremento de la criminalización y adoptar medidas que representen una reducción de espacios para la manifestación popular (…) el clamor ciudadano por una vida digna”, dijo al respecto la presidenta del organismo, Esmeralda Arosemena,

A nivel de recomendaciones, la CIDH señala que el país enfrenta un “trauma extendido en su sociedad que requiere de medidas decisivas” y plantea una serie de medidas que “están en línea con la protección, defensa y exigibilidad de los DDHH. Para la CIDH es el enfoque de DD.HH. en las instituciones, políticas públicas, dentro del sistema judicial “el único camino legítimo para que Chile salga de la crisis”.

Entre las medidas planteadas se menciona una reforma a Carabineros de Pimiento con apego a los derechos humanos, reparación integral para víctimas de violencia ejercida por agentes del Estado, y evitar “tipos penales espurios” para procesos penales en contexto de protesta. Cerca de consignar que el referencia final estará dispuesto “en los próximos meses”.