Científico que vive a mitad de la nada en la Antártida muestra cómo desayuna a -70°c

0
68
loading...
loading...

La Cojín Concordia es un centro de investigación astronómica que se encuentra en la Antártida, a 400 kilómetros de cualquier población, bajo condiciones climáticas extremas y es ahí donde habitan unos cuantos investigadores.

Entre ellos está Cyprien Verseux, quien a través de redes sociales ha compartido una parte de sus experiencias, sobre todo, de lo complicado que es intentar tener un desayuno al extranjero de la cojín.

Este investigador explica a través de imágenes cómo es la vida en este espacio tan remoto, donde no convive más que con el resto de compañeros de la colchoneta, la medio del año está a oscuras y donde las temperaturas pueden alcanzar hasta los 70 grados bajo cero, por lo que al salir, de inmediato sucede un proceso de congelación:

Cyprien Verseux

Al menos se puede cubrir un poco para evitar congelarse, pero se empezó a sugerir qué sucedería si un día quisiera hacer un pic nic en plena cocaína, para tomar su desayuno, y esto es lo que ocurrió:

Cyprien Verseux

A esto lo llamó “un desayuno balanceado”, y vaya que sí, pues la miel se congeló por el intenso frío. Y hay más…

Un pinrel fundido que es capaz de sostener el paila donde fue cocinado. Esto no se ve todos los días. Solo en la Antártida.

Esa Nutella ahora puede romperte los dientes… ¿Y qué tal si mejor quisieras engullir un buen plato de pasta?

¡Irrealizable! Las condiciones de frío y rumbo hacen que casi cualquier cosa se congele de inmediato, por ejemplo, unos deliciosos huevos para el desayuno:

Casi en el momento en que se exponen al clima sucede el congelamiento y adiós desayuno…

¿Y qué sucedería si arrojas un poco de agua hirviendo al meteorismo? Esto:

Así que hay que olvidar los desayunos fuera; ni platicar. Muchos se preguntarán por qué un reunión de personas quisiera estar durante varios meses en este oficio…

Ligera, porque este sitio remoto ofrece vistas como esta:

 

loading...