Científicos afirman que en un futuro las mujeres podrán reproducirse sin ayuda de los hombres

0
103

No hay duda de que la naturaleza es sorprendente y se encuentra en constante desarrollo. Encima, tiene mecanismos de sobrevivencia que siempre son extraordinarios. Por ejemplo, algunas especies animales pueden reproducirse solas si se encuentran allá de un fuerte, como en el caso de los tiburones y los dragones de Komodo. A este aberración biológico se le conoce como partenogénesis.

Estos ejemplos han hecho pensar a los científicos en cómo crear métodos que ayuden a los hombres infértiles a tener hijos y han opuesto que a partir de células madre se pueden producir espermatozoides que pueden procrear los óvulos femeninos.

A partir de la fecundación in vitro comenzaron distintos experimentos que intentaban restaurar la fertilidad. Por ejemplo, en 2006, los científicos liderados por Karim Nayernia lograron formar espermatozoides inmaduros a partir de la esencia ósea de hombres.

Antiguamente de esto, otro género de investigadores logró desarrollar espermas completos en ratones con el mismo procedimiento, pero de 210 casos en que fueron fecundados los roedores, solo sobrevivieron siete crías que nacieron enfermos y murieron pronto.

Sin incautación, Nayernia siguió con sus experimentos, combinó células madre de la meollo ósea de los hombres con un tipo de vitamina A, que dio como resultado un espermatozoo en su grado original conocido como célula espermatogonial. Pero no pudo completar su avance, pues tenía que hacer meiosis para obtener la virilidad. Esta vez, los científicos sospecharon que se debía a la yerro de otra célula presente en los testículos que ayuda al crecimiento del semen.

Tres abriles posteriormente, Nayernia por fin logró crear espermas maduros con ayuda de otra célula presente en la meollo ósea. Esto, en teoría, incluso podría suscitar espermas con células de mujeres, pero la autoreproducción no sería muy recomendable.

En un artículo publicado en la BBC titulado ¿Pueden las mujeres reproducirse sin menester de hombres? se palabra del gran peligro que implica esta nueva tecnología y de la cual, si se implementara, debería hacerse un uso responsable:

En teoría, sería posible producir un irreflexivo con el material hereditario de una sola mujer en el laboratorio. Sin confiscación, el costo sería un preocupante embotellamiento hereditario. Al existir una complejidad genética muy limitada, aumentaría el peligro de defectos congénitos y otras enfermedades.

Los tratamientos no pretenden producir laboratorios de producción humana, sino ayudar a los hombres que han quedado infértiles por acontecer sido sometidos a un tratamiento contra el cáncer. Pero sí, las mujeres podrían producir su propio semen y prescindir de la ayuda del hombre.