Comediante reta a la autoridad rompiendo las reglas más absurdas que existen en su país

0
78

Existen muchos comediantes que pueden valerse de cualquier cosa para hacer sus chistes. En este caso vamos a ver lo que el comediante inglés Oobah Butler hizo para provocarnos poco de risa, pues se dedicó a exponer ocho de las leyes más absurdas y antiguas de su país. Lo mejor de todo es que intentó hacerlo frente a la policía para ver si ellos las conocían. A continuación te lo mostramos.

1.- “Manipular un pescado de manera sospechosa”

Una ley que data de 1986 dicta que es ilegal “manipular un salmón de forma sospechosa”. El comediante fue al supermercado y compró el pescado más extenso que vio y se dispuso a sacarlo a pasear por todo el centro de Londres. Todo el mundo a su aproximadamente lo miraba con mucha curiosidad, pero nadie en lo inmutable lo denunció ni hizo revuelo. En su circunstancia, se conservó un hábitat poco chusco y extraño.

2.- “Apostar en una biblioteca”

En Inglaterra existen leyes que dan el manido bueno a diversos tipos de apuestas, pero por razones que se desconocen, las apuestas en una biblioteca están tajantemente prohibidas. Oobah organizó un casino en el interior de una y ofreció como desafío el salmón que había paseado antaño en vez de capital. Sin esperarlo, encontró a un rival y se dispusieron a poner Black Jack entre los estantes que guardan los libros.

3.- “Entrar con armadura al parlamento es castigado con decapitación”

De cierta forma entendemos esta ley, ya que las armaduras eran un uniforme de exterminio y llevarlas puestas adentro del parlamento podría ser considerado como un intento de atentado terrorista contra la corona. Este pequeño llamó la atención de los guardias del parlamento al portar una, quienes le preguntaron por qué estaba vestido de esa forma, a lo que el adolescente respondió que solo se trataba de un video que estaba filmando y hasta lo ayudaron a entrar y se tomaron fotografías con él. Su persona sigue intacta.

4.- “No debes sacudir una alfombra sucia después de las 8:00 a.m. en público”

Esta vez, el pequeño se paró a las periferia del Palacio de Buckingham al medio día y se dispuso a sacudir una moqueta durante algunos minutos. Cuando los policías se acercaron, solo pensaron que se trataba de una especie de protesta sobre poco, pero ni siquiera se dieron cuenta de que el pequeño estaba quebrantando la ley.

5.- “Prohibido usar una gorguera muy extravagante en público”

Estas eras unas prendas que se portaban en el cuello. No están prohibidas, pero no está permitido usarlas y que sean tan extravagantes. Sin confiscación, Oobah traía puesta una a las arrabal del Palacio de Buckingham, pero los guardias no sabían absolutamente de lo que se trataba.

6.- “Prohibido estar descalzo a menos de 90 metros de la reina”

Esta vez, Oobah se dispuso a caminar sin zapatos fuera de la casa de la reina. Sin requisa, aunque los guardias aproximadamente portaban armas de grande calibre, nadie intentó arrestarlo.

7.- “Prohibido cantar baladas groseras en público”

Cometió el delito fuera de la casa del ex primer ministro Tony Blair, entonando algunas melodías consideradas como profanas. Los guardias se limitaron a suministrar la puerta cerrada mientras sus miradas denotaban demasiada confusión.

8.- “Prohibido tocar puertas e irse corriendo”

Una ley de 1847 castiga estas bromas que molestan a los habitantes. Este muchacho acudió a la casa del primer ministro a tocar la puerta para posteriormente retirarse caminando de guisa elegante. El guarda que se encontraba en el emplazamiento solo observó riéndose del acto.

Estas leyes no parecen ser poco que amerite alguna consentimiento dura, pero sería bueno conocer el contexto en el que fueron promulgadas para darnos cuenta de lo que sucedía en existencia y por qué fueron hechas. Cuéntanos qué te parecieron y si estás dispuesto a retar a la autoridad de esta forma en tu población o país. Si lo haces, por gracia, ten en cuenta y responsabilízate de absolutamente todo lo que tus actos puedan causar. A continuación te mostramos el vídeo de las hazañas de este pequeño.