Comienza juicio oral a once comuneros mapuches en caso Luchsinger Mackay

0
284
loading...
loading...

El Tribunal Verbal en lo Penal de Temuco abrió este lunes un querella contra merienda comuneros mapuches, incluida una curandero, imputados por el homicidio del agricultor Werner Luchsinger y de su esposa, Vivianne Mackay durante un asalto incendiario a su casa en enero de 2013, en un fundo cercano a esa ciudad, en la región de La Araucanía.

Se calcula que el entendimiento, que se efectúa en el situación de la ley antiterrorista, durará unos 50 días laborales e incluye las declaraciones de 140 testigos, 44 de la Fiscalía y 96 ofrecidos por la defensa de los imputados, entre los que destaca la curandero Francisca Linconao, una autoridad religiosa de su comunidad.

El día de los hechos, cuando Vivianne Mackay alcanzó a tildar a Carabineros antiguamente de vencer, fue detenido a 1,7 kilómetros del punto, herido de bala, el todavía curandero Celestino Córdova, hasta ahora el único procesado por el crimen, quien fue condenado a 18 abriles de prisión.

El cordura comenzó este lunes con la exposición del fiscal Alberto Chiffelle, quien presentó los argumentos de la Fiscalía para imputar a los merienda mapuches, incluido el evidencia de uno de ellos, José Manuel Peralino, que incriminó a los otros, y asimismo evidencias técnicas.

Entre estas últimas, una triangulación de antenas de telefonía móvil, que situó al menos a cuatro de ellos en las inmediaciones de la vivienda atacada la confusión del atentado, el 4 de enero de 2013.

El caso está asignado a la II Sala del tribunal, presidida por el magistrado José Ignacio Rau, y deberá establecer la culpabilidad o inocencia de Aurelio Catrilaf Parra, Eliseo Catrilaf Romero, Hernán Zenen Catrilaf, José Cordova Tránsito, José Tralcal Coche y Juan Tralcal Quidel.

Igualmente de Luis Tralcal Quedel, Sabino Catrilaf Quidel, Sergio Catrilaf Marilef, José Peralino Huinca y de la curandero Francisca Linconao.

Para diez de los imputados la Fiscalía pedirá presidio perpetuo, y de diez abriles de prisión para José Peralino.

Durante el período de investigación, la mayoría de los imputados permaneció en prisión preventiva, desarrollaron huelgas de deseo y alguno se dio a la fuga al aceptar la autodeterminación condicional. Todos alegan inocencia y acusan un montaje del gobierno.

La curandero Francisca Linconao, una frágil mujer de 60 abriles que ha tenido frecuentes problemas de sanidad, se encontraba actualmente en régimen de arresto domiciliario, tras permanecer un tiempo hospitalizada.

loading...