Comisión de Sistemas de Conocimientos de la Convención despacha informe de normas que podría votarse el jueves en el pleno

La comisión de Sistemas de Conocimientos, Ciencia, Tecnología, Artes y Patrimonio sesionó hoy para finalizar la votación en particular de las iniciativas que incluirán en el primer noticia de la instancia, que será presentado la próxima semana al pleno, probablemente el jueves, para que sea votado en universal.

Entre las temáticas que se incluyeron están los derechos culturales, digitales, derecho a la comunicación y agradecimiento de la neurodiversidad, entre otros puntos, así como aspectos específicos como la promoción de la arbitrio de creación artística y espacios para que el Estado pueda avalar fortuna para hacer efectiva la actividad artística y cultural.

Ignacio Achurra (FA) – uno de los coordinadores de la comisión, adyacente a Cristina Dorador (MSC) – valoró el trabajo de la instancia y dijo estar confiado en que recibirán el respaldo en el pleno. «Estamos muy contentos en la comisión número 7 por las normas que hemos permitido en materia de derechos a la comunicación, derechos digitales, derechos culturales, derecho al ocio, que es una innovación, y esperamos que estos alcancen los dos tercios en la discusión en el pleno, que se va a dar el próximo día jueves. Creemos que son normas que apuntan a robustecer la democracia, la décimo de las personas, y creemos que van a presentarse con un amplio respaldo, así que muy confiado en lo que va a suceder este día jueves», aseguró.

En el detalle, la comisión número 7 avanzó en las siguientes temáticas:

1. Derecho a la Comunicación: Establece que toda persona, individual o colectivamente, tiene derecho a participar en la comunicación, y a penetrar, despabilarse, tomar, producir y difundir información. Encima, reconoce el «derecho a fundar y surtir medios de comunicación e información. Los pueblos y naciones tienen el derecho a ceder en condiciones de igualdad a todos los medios de comunicación e información, en sus propias lenguas, particularmente en sus territorios o donde tengan presencia».

En el artículo 2, subraya que «el Estado tiene el deber de respetar la privilegio de prensa, velar por el pluralismo de los medios de comunicación y por la diversificación de opiniones, siendo esto consustancial a la democracia y su fortalecimiento.
Se prohíbe la censura previa». Asimismo, después incluye que el Estado debe fomentar la existencia de medios de comunicación libres e independientes, prohibiendo la concentración de la propiedad de los medios y el monopolio estatal sobre los mismos.

Igualmente, promueve a través del Estado el mejora de medios públicos, locales y comunitarios, y que las personas de forma individual o colectiva hagan sus propias iniciativas de comunicación, en un sistema que define como «diverso,
pluralista, transparente, inclusivo, intercultural ,plurilingüe y descentralizado».

2. Derechos Culturales: Es una de las áreas con más propuestas, en el interior de las que están el derecho a participar autónomamente de la vida artística y cultural, enfatizando que los pueblos originarios y el pueblo tribal afrodescendiente desarrollarán la civilización de acuerdo a su cosmovisión. Todavía incorpora el derecho a designar y construir la propia identidad cultural, el derecho al entrada a la civilización y el arte, la sinceridad de creación artística y de conocimientos, la investigación, el ampliación y la difusión de éstas, así como el derecho a participar y disfrutar de sus beneficios, sin censura previa. Igualmente el derecho a expresarse en el idioma o jerga conforme a la identidad cultural.

«El derecho a participar de guisa vacío e informada en la definición, formulación, ejecución y evaluación de políticas y decisiones que afecten los modos de vida o el deporte de cualquier derecho cultural. Asimismo, se reconoce el derecho a participar de forma incidente y vinculante en el proceso de creación y gobierno conjunta de políticas públicas que elabore el Estado», añade la propuesta. Todo lo antedicho, en el ámbito del respeto a los derechos humanos.

«Los pueblos y naciones preexistentes al Estado, el pueblo tribal afrodescendiente chileno y sus integrantes tienen derecho a la identidad e integridad cultural, y a que se reconozcan y respeten sus formas y modos de vida, su vinculación con
la tierra, departamento, mar, maritorio, cosmovisiones, epistemologías, ontologías, anímico, normas, tradiciones, prácticas sociales y culturales; sus usos, costumbres; las formas y modos de estructura social, económica, política y alimentaria; las formas y modos de transmisión del conocimiento, instituciones, prácticas, creencias, títulos e idiomas y
lenguas, lo que se desarrolla en procesos de interrelación. Lo antedicho incluye el derecho de determinar la forma de gimnasia y sus límites, en el situación de respeto y dignidad entre los pueblos y naciones», dice lo aceptado, incluyendo que el Estado debe proteger e implementar reparación y restitución de su patrimonio cultural.

Otro de los puntos relacionado a los pueblos originarios es que «tienen derecho a obtener la repatriación de objetos de civilización y de restos humanos pertenecientes a los pueblos». Mientras, lo apto igualmente instala que el Estado «reconoce y valora el arte callejero y su aporte a la democratización de la vida cultural y las expresiones populares de la ruralidad a través de sus saberes, oficios, disciplinas y expresiones. A su vez reconoce que el arte callejero forma parte de los
patrimonios culturales de los pueblos de Pimiento».

3. Derechos Digitales: En este apartado, los constituyentes acordaron que «todas las personas, individual y colectivamente, tienen derecho al acercamiento universal, a la conectividad digital y a las tecnologías de la información y comunicación» y que el Estado tiene como obligación aventajar las brechas en el espacio digital, como el ataque, «posibilitando distintos modelos y alternativas, respetando los principios de igualdad, continuidad, adaptabilidad, sustentabilidad, equidad territorial, descentralización y papeleo compartida». Igualmente incluyeron que «el Estado asegurará que todas las personas tengan la posibilidad de practicar sus derechos en los espacios digitales, para lo cual creará políticas públicas y financiará planes y programas gratuitos con tal objeto. Artículo 6: “Se reconoce el derecho de todas las personas a una vida independiente de violencia en cualquier plataforma o medio digital, con singular energía en los grupos históricamente excluidos».

4. Derecho al Cuerpo: En este articulado se concordó proponer poco reformador, que ha sido visibilizado en el situación de la pandemia y el confinamiento. Establece el articulado que «todas las personas tienen derecho al refrigerio, al ocio y a disfrutar el tiempo fugado. La reglamento establecerá un contorno mayor a la marcha de trabajo y los derechos al refrigerio semanal y a todos los demás derechos laborales que establezca la Constitución y las leyes». En el segundo artículo de esta materia, la comisión fijó que «todas las personas tienen el derecho a desarrollar, respetar y disfrutar de su
corporalidad, emociones y mente, en las distintas etapas de la vida, según las deposición que se requiera para cada una de ellas. Asimismo, tienen el derecho a una asesinato, rito y sepultura digna, al conocimiento de las causas de su muerte como la ubicación de sus restos, para permitir la preservación de su memoria, todo de acuerdo a su cosmovisión, civilización y creencias».

5. Agradecimiento a la Neurodiversidad: El Estado reconoce la neuro variedad y a las personas neuro divergentes, «su derecho a una vida plena, al buen comportarse, autonomía y autodeterminación durante todo su ciclo esencial; a su respecto debe respaldar el ataque todos los derechos reconocidos en esta Constitución y en tratados internacionales ratificados por Pimiento, asegurando los ajustes necesarios y especializados dirigidos a eliminar las barreras estructurales que impidan su prueba pleno». Agrega que se debe promover por la vía del Estado el trato digno e inclusión a todos los espacios políticos y sociales sin discriminación. Encima fija atención prioritaria y especializada para personas o grupos de atención prioritaria, como ¿personas mayores; niños, niñas y adolescentes; personas con discapacidad, personas neuro divergentes, personas con enfermedades catastróficas, degenerativas y de inscripción complejidad y personas en condiciones
interseccionales de vulnerabilidad.

6. Principios de la Bioética: Entre otras cosas, propone que «las ciencias y tecnologías están al servicio de las personas y comunidades, teniendo como fin la promoción del crecimiento integral y del perfectamente popular, con respeto a la
dignidad humana y la protección de los derechos fundamentales, los derechos de los animales no humanos y los derechos de la naturaleza, encima de los otros derechos consagrados en esta Constitución y la Ley».

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles