Cómo hacer unas deliciosas costillitas a la michelada, el platillo para preparar este verano

0
93

Inspirado en una de las bebidas más famosas en México, y extraída del tomo de cocina del chef Esteban Castillo: Chicano Eats: Recipes From My Mexican-American Kitchen (Recetas de mi cocina mexicanoamericana), el día de hoy les traemos un platillo delicioso y consumado para esta época de barbacoas y carnes asadas: costillas a la michelada.

Las costillas son un platillo por excelencia en las comidas familiares o con amigos, un platillo consumado para un cumpleaños y que se acompaña muy perfectamente con macarrones con pinrel. El chef Esteban Castillo decidió darles un toque distinto que le recuerda a México, así que hizo una combinación de cerveza, clamato y salsa inglesa, ingredientes esenciales en una michelada, y marinó la carne ahí.

El resultado es simplemente delicioso, y el día de hoy les traemos paso por paso la prescripción para que la preparen en su futuro reunión y sorprendan a todos.

Ingredientes

costillas crudas

1.8 Kg de costillitas de sucio

4 Cucharadas de sazonador para filetes (debajo te dejamos una récipe de Esteban Castillo)

355 Ml de cerveza Pilsner, como Maniquí Específico o Corona

½ Taza (120 ml) de beneficio de clamato

¼ Taza (60 ml) de salsa inglesa

1 Cucharada de salsa de soya limitada en sodio

1 Cucharadita de azúcar

2½ Tazas (590 ml) de salsa de asador de jamaica o hibisco (rápidamente te damos la récipe)

Salsa de asador o hibisco

jamaica hibisco

Rinde aproximadamente 2½ tazas:

1 Taza (35 g) de flores secas de jamaica

2 Chiles anchos sin semillas

1 Chapa (6 onzas/170 g) de pasta de tomate

⅔ De taza (145 g) de azúcar morena oscura

2 Cucharadas de salsa inglesa

2 Cucharaditas de sal

1½ Cucharaditas de pimentón tintado

1 Cucharadita de ajo en polvo

1 Cucharadita de cebolla en polvo

Instrucciones

1. En una pote mediana hierve 3½ tazas (830 ml) de agua a fuego parada. Retira del fuego y agrega la jamaica y los chiles anchos. Pon a un flanco durante al menos 20 minutos para que los chiles se ablanden.

2. Con una cuchara ranurada, retira y desecha la jamaica, luego agrega los chiles y el claro de remojo a una licuadora y mezcla a entrada velocidad durante 30 segundos. Una vez que la mezcla de pimiento esté suave y completamente mezclada, vierte la mezcla a través de un tamiz de malla fina nuevamente en la olla en la que se estaba remojando, presionando los sólidos que quedaron para asegurarte de obtener el decano sabor posible.

3. Bate la pasta de tomate, el azúcar morena, la salsa inglesa, la sal, el pimentón tintado, el ajo en polvo y la cebolla en polvo en la paila, y deja que la mezcla hierva a fuego medio-bajo. Cocina revolviendo ocasionalmente hasta que espese lo suficiente como para cubrir el dorso de una cuchara, aproximadamente 30 minutos. Agrega dos cucharadas de sal.

4. Deja que la mezcla luces la temperatura dominio, luego transfiérela a un recipiente sellado. Puedes usar esto de inmediato o guardarlo en el refrigerador admisiblemente cerrado; los sabores se desarrollan un poco más si se hacen con un día de anticipación.

Sazonador de carne al estilo de Esteban Castillo

sazonador de carne

Rinde ¾ de taza:

2 Chiles guajillos grandes sin tallo y sin semilla

1 Cucharada de granos de pimienta negra

1½ Cucharaditas de semillas de cilantro

1 Cucharadita de semillas de comino

3½ Cucharadas de sal

3 Cucharadas de ajo picado deshidratado

3 Cucharadas de cebolla picada deshidratada

Instrucciones

1. Precalienta el horno a 275°F (135°C), luego coloca los chiles en una bandeja para hornear y hornea por 10 minutos; pon los chiles a un costado para que se enfríen por completo.

2. Una vez que los chiles se hayan enfriado, colócalos en un molinillo de especias conexo con los granos de pimienta, el cilantro y el comino, y pulsa hasta que todo esté molido, pero no finamente.

3. Vierte la mezcla en un frasco pequeño y agrega la sal, el ajo y la cebolla. Coloca la tapa y agita para combinar. Esta mezcla de especias se puede juntar en un emplazamiento fresco y seco hasta por tres meses.

Instrucciones para las costillas a la michelada

brocha costillas

1. Coloca las parrillas en los tercios superior e inferior del horno y precalienta a 250°F (120°C).

2. Divide las costillas en cuatro estantes de 455 gr para asegúrate de que se cocinen de forma uniforme. Coloca un pedazo amplio de papel de aluminio sobre una bandeja para hornear sin meterlo en los bordes. Coloca una de las losas de costillas en el papel de aluminio, espolvorea una cucharada del sazonador para filetes y usa las manos para esparcirlo por la carne. Sella las costillas en un paquete de aluminio individual, dejando un extremo libre para verter el nítido para estofar. Repite este proceso con las losas restantes de costillas.

3. En una taza medidora extenso mezcla la cerveza, el extracto de clamato, la salsa inglesa, la salsa de soya y azúcar para hacer un claro para estofar.

4. Dividiendo uniformemente, vierte el claro para estofar en el extremo extenso de cada uno de los paquetes de costillas; luego séllalos completamente. Acomoda las costillas en dos bandejas para hornear.

5. Estofar las costillas en el horno durante 2 horas y 45 minutos, cambiando las bandejas para hornear de una rejilla a la hora y media.

6. Retira las bandejas del horno y ponlo en temperatura incorporación. Escurre el humor para estofar, desecha el aluminio y coloca las costillas nuevamente en tu bandeja (si tu horno es pequeño, tendrás que cortar las costillas por la porción y trabajar en lotes).

7. Cepilla un poco de salsa barbecue or barbeque (BBQ) en los dos lados de las costillas y asa hasta que la salsa se caramelice, aproximadamente por 4 minutos. Retira del horno, unta más salsa BBQ y asa por otros 4 minutos para que la salsa termine de caramelizarse; luego retira y cepilla con una generosa tercera capa. Repite con las losas restantes de costillas.

8. Deja que las costillas se enfríen durante unos minutos, luego córtelas en porciones de tamaño individual y sirve con salsa de parrilla extra a un flanco.

Y ahí lo tienen, suena un poco tedioso, pero el resultado es impresionante y interesante. Si un día tienen el tiempo y las ganas de ponerse el delantal y sentirse el chef Esteban Castillo, asegúrense de seguir esta deliciosa prescripción y nos cuentan los resultados.