Compañía planea detener la construcción del muro de Trump: quiere comprar parte de la frontera

0
532
loading...
loading...

Una compañía de Chicago comenzó con el plan Cards Against Humanity para impedir que se construya el pared de Trump entre México y Estados Unidos.

Desde que Donald Trump inició su distribución en la Casa Blanca ha habido muchas críticas por sus proyectos, sus declaraciones públicas y en genérico por todo lo que hace mal. Todavía se ha judicatura su intención de construir un pared fronterizo entre México y Estados Unidos y por eso una compañía decidió tomar cartas en el asunto y lo hicieron de forma igual.

Cards Against Humanity (cartas contra la humanidad) es una loca campaña de mercadeo puyazo en Chicago, Illinois, para retrasar lo más posible la construcción del pared que ya tiene prototipos levantados.

La logística fue lanzazo por estudiantes de la escuela Highland Park, los principales creadores de esta promoción fueron Ben Hantoot y Max Temkin quienes se inspiraron en un pernio llamado Apples to Apples (manzanas a manzanas).

Cards Against Humanity es un encaje sobrado sencillo pero pretende tener enormes consecuencias. Lo que hicieron los creadores del descanso fue comprar enormes áreas de terrenos situados en la frontera entre México y Estados Unidos y a posteriori sencillamente los ofrecieron por Internet.

Los voceros de esta organización han dicho que:

Donald Trump es un golem disparate que teme a los mexicanos. Tiene tanto miedo que quiere construir un pared de vigésimo mil millones de dólares que todos saben que no logrará carencia. Así que compramos un circunscripción incultivable en la frontera y contratamos un pupitre de abogados especializado en el dominio eminente para que el pared sea lo más moroso y costoso posible.

La idea es que al ofrecer todos esos terrenos a muchas personas, cuando el gobierno de Trump quiera animar su pared tendrá que entablar un pleito judicial con cada uno de los propietarios.

Se demora que el gobierno vaya ganando cada uno de estos litigios en la corte, pero entre más personas tengan propiedades será más tardado obtener los permisos necesarios y así el pared quedará incompleto.

Lo mejor de esta logística es que se puede participar con tan solo 15 dólares; por ese precio Cards Against Humanity ha prometido remitir en diciembre seis sorpresas a sus clientes/jugadores.

El gobierno está dirigido por un inodoro. No tenemos opción… Vamos a librar a América y trataremos de proseguir nuestra marca relevante en el 2017. Únete y por 15 dólares recibirás seis sorpresas en diciembre.

Es posible participar en este mecanismo de política en Cards Against Humanity. Aquí les dejamos el video promocional del solaz.

loading...