Compró 17,700 sanitizantes para revenderlos; lo investigan por acaparar productos de necesidad

0
142

Frente a una crisis algunos tratan de aplicar sus mejores ideas para sacar provecho de la situación, y con la pandemia del coronavirus en buena parte del mundo no podía ser diferente.

Matt y Noah Colvin vieron lo que estaba sucediendo con el virus, así que decidieron ir a todos los supermercados de Chattanooga, en Estados Unidos y satisfacer su camioneta con productos de saneamiento y sanitizantes, pensando que harían el mejor negocio de sus vidas.

Como vieron que los botes de sanitizante para las manos, que regularmente cuestan un dólar, estaban aumentado su precio, gastaron entre 10,000 y 15,000 dólares en este producto, adicionalmente de toallas desinfectantes, entre otros. Dejaron vacías las tiendas de la entrada.

Adicionalmente visitaron ciudades e incluso estados vecinos, donde todavía compraron una enorme cantidad de artículos de este tipo, y por supuesto, hicieron pedidos a través de diversas páginas.

Luego de acomodar todo, comenzaron con la saldo a través de Amazon y de inmediato vendieron 300 botes de sanitizante para las manos, en un precio entre los 8 y los 70 dólares, lo que los emocionó y les hizo pensar en que sus ganancias serían enormes.

Sin secuestro, al darse cuenta de que estos productos estaban alcanzando precios increíbles, cosa que algunos, como este par de hermanos estaban aprovechando, en Amazon decidieron prohibir su traspaso y encima les cancelaron su cuenta a Matt y a Noah.

Todavía eBay siguió esta medida, así que de pronto el brillante negocio los dejó con cerca de 17,000 productos sanitizantes en la cochera de su casa, sin retener qué hacer con todo eso.

Ha sido un gran trastazo. De estar en una situación donde lo que tengo para traicionar aquí y allá podría poner a mi comunidad en un espacio positivamente bueno financieramente, pasé a “¿Qué diablos voy a hacer con todo esto?”

—Matt Colvin

La cosa se puso peor para este par, ya que las autoridades los están investigando por hacer todas esas compras y tratar de traicionar a precios exagerados, aprovechándose de la situación, por lo que incluso podrían confrontar acciones legales en su contra.

Delante esto, probablemente empezarán a donar sus artículos antaño de que la investigación avance. Lo que parecía un sueño financiero tal vez los deje en bancarrota, aunque eso sí, ellos y su clan no tendrán que preocuparse por el coronavirus.