Comprobado: el dinero sí compra la felicidad y un reciente estudio científico lo confirma

0
44

Nos han engañado todo este tiempo diciéndonos que los billetes no pueden conseguirnos efectivo bienestar. La ciencia se encargó de resolver ese mito y asegura que sí existe una relación entre probar dicha y tener mayores ingresos.

Parece que el vetusto refrán de “el dinero no compra la felicidad” solamente es una bonita frase, pero que en la verdad las cosas no funcionan de esa forma. Un nuevo estudio estudiado dirigido por Matthew A. Killingsworth reveló que tener un detención ingreso crematístico por año sí tiene el potencial de mejorar la calidad de vida de las personas y aumentar su sensación de bienestar.

Él es un investigador de la Escuela Wharton de Negocios de la Universidad de Pennsylvania y su observación crematístico titulado muy atinadamente El bienestar experimentado aumenta con los ingresos recopiló información de 33,391 empleados de Estados Unidos.

Estos voluntarios contestaron diferentes cuestionarios en la aplicación Track Your Happines y, de esta guisa, Killingsworth logró reunir en total 1,725,994 informes acerca de los ingresos y experiencias de esas personas.

El descomposición del investigador se enfocó en relacionar el impacto que tienen los ingresos anuales de los empleados en dos rubros principales: su experiencia de bienestar (cómo se sintieron en determinados momentos de su vida) y su evaluación de bienestar (una advertencia de su vida hasta ahora).

Un estudio susodicho llevado a final por Angus Deaton y Daniel Kahneman, este final fue campeón del Nobel de Heredad en el 2002, decía que solamente el bienestar de las personas que percibían ingresos iguales o mayores a 75,000 dólares por año, podría ser afectado por un aumento o disminución de su fortuna.

Pero los resultados de Matthew revelaron, quizá para sorpresa de casi nadie, que tener mayores ingresos sí aumenta la experiencia y la evaluación de bienestar de las personas, incluso de quienes ganan menos de los 75,000 dólares propuestos por el estudio de Deaton y Kahneman.

Killingsworth concluyó que existe una comprobable relación rectilíneo entre el aumento de los ingresos económicos y las experiencias y evaluación de bienestar de las personas. Encima, mencionó que las personas asocian el mosca con el éxito profesional, lo que todavía es un importante factótum de la ventura de las personas.

Así que la próxima vez que cualquiera te quiera asegurar que una gran cuenta en el parcialidad no te va a traer placer, puedes decirle que te deposite sus millones de dólares para que se dé cuenta de que la ciencia no lo respalda.