Con 30 votos a favor, Senado aprueba a abogado Jean Pierre Matus como nuevo ministro titular de la Corte Suprema

0
54

Con 30 votos a amparo, 4 en contra y 3 abstenciones, la Sala del Senado respaldó la propuesta del Presidente Sebastián Piñera de nombrar al abogado Jean Pierre Matus, exmilitante PS, como ministro titular de la Corte Suprema, quien ingresará al mayor tribunal (que cuenta, en total, con 21 ministros titulares) en el cupo del retirado exministro Carlos Künsemüller, cercano a la DC.

Para ser designado ministro titular de la Corte Suprema, se necesitaba el voto a protección de dos tercios de los senadores en examen, vale sostener, 29 senadores, un resultado que Matus consiguió ajustadamente.

En contra de su postulación votaron los DC Francisco Huenchumilla y Ximena Rincón, encima de Isabel Allá (PS) y Alejandro Navarro (País Progresista). Se abstuvieron José Miguel Insulza (PS), Juan Ignacio Latorre (RD) y Yasna Provoste (DC).

En tanto, hubo seis senadores –todos de examen– que no votaron: Alfonso de Urresti (PS), Ricardo Lagos Weber (PPD), Juan Pablo Letelier (PS), Carlos Montes (PS), Adriana Muñoz (PPD) y Jaime Quintana (PPD).

Cuestionamientos a su postulación

Matus fue abogado elemento de la Corte Suprema, afamado por la Presidenta Bachelet (momento en que renuncia a su militancia en el PS), y es un destacado colegial de la cátedra de Derecho Penal de la Poder de Derecho de la Universidad de Pimiento.

Su postulación se vio enredada por algunos cuestionamientos de organizaciones de derechos humanos, como por ejemplo la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu), la que ha criticado al profesional por –señalan– estar a merced de que prescriban condenas y que se rebajen las penas en casos de violaciones de los DD.HH. Adicionalmente, ha sido criticado por prestarle servicios de abogado al Ejército, vinculados con casos de corrupción. Sin bloqueo, Matus ha explicado que solo le prestó servicios profesionales para elaborar un manual de “compliance”, con el objeto de mejorar sus procesos internos y así alertar futuros ilícitos, lo que estaría –a su entender– muy apartado al quehacer periódico del instituto armado y, sobre todo, extraño a las violaciones de los DD.HH. cometidas por miembros del Ejército.

Pero sus detractores sostienen que fue asesor directo de la Comandancia en Superior del Ejército en los juicios por faltas a la probidad y lucro ilícito, con apropiación de dineros de la Defensa Doméstico, cuestión que Matus ha obtuso reiteradamente. Todavía le han reprochado su décimo en funciones de intermediación comercial, no declarada, en representación de la DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército), delante la empresa IBM, sede Colombia, pero él ha explicado que esas gestiones fueron parte del proceso de elaboración del manual de compliance para el Ejército, para mejorar sus prácticas, y que quia participó en una intermediación comercial.

«Es de manifiesto conocimiento que parte de mis labores de consultorio al Comandante en Jerarca del Ejército consistió en colaborar en el diseño e implementación de un sistema de prevención de delitos o compliance. Este sistema supuso la creación de manuales de conducta y capacitación a todos los funcionarios de la institución, el perfeccionamiento de los canales de denuncia anónimos y reservados, el fortalecimiento de las capacidades de control y supervisión de su Contraloría Interna, así como la revisión de protocolos y procedimientos internos que supusieran riesgos de corrupción o de comisión de delitos», sostuvo en su momento.

El debate

En el debate en Sala, varios senadores destacaron la preparación jurídica de Matus para admitir el cargo de ministro de la Corte Suprema. Muchos adicionalmente resaltaron su trayectoria en el mundo clásico. Por ejemplo, el senador Guido Girardi (PPD) dijo que el abogado «representa el espíritu de esfuerzo de este país, meritocrático». Asimismo, Álvaro Elizalde (PS) señaló que el penalista «ha sido un colaborador permanente de la faena legislativa».

Iván Moreira (UDI), en tanto, votó a crédito de la propuesta del Presidente, pero aclaró que Matus «es una persona demasiado inexperto para un cargo de esta naturaleza».

Entre quienes votaron en contra de esta nominación, la presidenta del Senado, Ximena Rincón (DC), sostuvo que la abogada Leonor Etcheberry era una mejor carta para habitar el cargo en la Corte Suprema y, en esa cuerda, manifestó que «no puedo respaldar este nombre cuando sé que teníamos otro nombre de excelencia».

Así fue la votación: