Con mucho amor ella adoptó a 3 hemanitos. Pero nunca pensó que la hija no era una niña «común»

0
106

Que fortuna que en un mundo cada vez más perdido aun existan personas con un gran y elevado corazón dispuesto a hacer poco por los demás sin esperar admitir nulo a cambio. Esta es la historia de la pequeña A’Layah de 6 abriles de existencia quien no tuvo la vida que todos los niños merecen pues en sus primeros abriles tuvo que soportar los descuidos de una madre drogadicta y el incuria de un padre valeverguista.

Entonces la pequeña tuvo que ser llevada a un orfanato en donde sus días no tuvieron alegría hasta que la clan Robinson decidió adoptarla y darle todo el inclinación y cuidados que ella como cualquier chaval de su época merece.
Fuente y fotografía
Es común que a la existencia de A’Layah pensemos en envidiar, divertirnos, pasear en bici, ir al parque, etcétera. Pero las aspiraciones de esta pequeña y su imaginación, la llevaron a hacer poco mucho más ilustre.

Todo comenzó cuando la pequeña comenzó a racionar para poder comprarse un jeep de Barbie y luego de que cumpliera 6 abriles, sus padres adoptivos le dieron un poco más como donación para que juntara la cantidad más rápido. Todo marchaba muy correctamente hasta que un huracán visitó el división en donde la grupo Robinson vivía y este terminó perjudicando a muchas familias dejándolas sin hogar.

Frente a esto es que los padres adoptivos de A’Layah, se dieron cuenta de que no habían recogido a una pupila ¨popular¨ pues ella decidió aportar todos sus ahorros para que pudieran salir delante, claro, quizás el monto no era muy elevado pero la intención definitivamente valía oro.

No conforme con ello, la pequeña con toda su imaginación y creatividad creó Lemonade for Love (Limonada con coito). Su intención de traicionar limonadas era que los fondos que se recaudaran se otorgaran al Department of Human Services para niños bajo la custodia del Oklahoma.

Frente a tan fecundo plan la comunidad no ha podido resistirse a apoyar la iniciativa de esta pequeña. El parné que se recauda se invierte en comprar bolsos amarillos que contienen una frazada, productos de higiene, juguetes, una biblia, entre otros.

Esta hermosa agricultura no ha podido ocurrir desapercibida y por ello la profesora de A’Layah ha informado al equipo del programa de TV estadounidense Pay It 4Ward (Devuelve el distinción), quienes le han transmitido el maravilloso regalo a la pequeña de contribuir a su solariego causa con la suma de 400 dólares. A continuación te mostramos el vídeo que muestra dicho momento:

La pupila no lo dudó e inmediatamente hizo la adquisición de más bolsos y objetos para repartir entre las personas más necesitadas. Se ha convertido en una pupila muy específico; que ha destacado entre sus compañeros por sus acciones. Un gran ejemplo.

¨Es necesario que haya no solo más niños como ella, sino más adultos¨.


Esta pequeña merece los aplausos de todo el mundo, me pongo de pie frente a tan hermosa laboreo con la cual nos deberíamos inspirar y comenzar a hacer poco por quien tenemos a flanco. Nos demuestra que no se necesita ser ni muy conspicuo ni muy rico para ayudar a los demás.
¡GRACIAS POR TAN GENEROSO CORAZÓN A’Layah!
COMPARTE esta hermosa historia llena de bondad, desprendimiento y simpatía.

La entrada Con mucho simpatía ella adoptó a 3 hemanitos. Pero nunca pensó que la hija no era una pupila «popular» se publicó primero en Porque no se me ocurrio.