Condenan a 15 meses de cárcel a joven que animó a su pareja a suicidarse por medio de mensajes de textos

0
456
loading...
loading...

Un tribunal de Massachusetts (EE.UU.) condenó hoy a 15 meses de prisión a una muchacho que incitó a su novio a suicidarse hace tres abriles por medio de múltiples mensajes de texto.

Michelle Carter, que en el momento de los hechos tenía 17 abriles, había sido declarada el pasado junio culpable de homicidio involuntario y se enfrentaba a una pena máxima de 20 abriles de prisión.

El enjuiciador Lawrence Moniz fijó hoy una sentencia de dos abriles y medio de prisión, pero decidió que la muchacho deberá cumplir solamente 15 meses, pasando luego a un régimen de decisión vigilada.

A petición del abogado de Carter, el magistrado del tribunal de menores suspendió encima la sentencia hasta que se complete el proceso de apelación.

La atrevimiento del mediador incluyó adicionalmente, entre otras cosas, una prohibición para que la imberbe se beneficie en el futuro de su conocimiento del caso, por ejemplo con la traspaso de un texto o su décimo en una película.

El caso había despertado un resistente interés en Estados Unidos y en el ámbito judicial, regalado que la acusada no estaba presente en la ambiente del crimen, la víctima actuó sola y encima el estado de Massachusetts no penaliza legalmente la incitación al suicidio.

La víctima, Conrad Roy III, de 18 abriles, falleció el 12 de julio de 2014 por intoxicación de monóxido de carbono en su transporte.

Roy condujo hasta el aparcamiento de un supermercado y colocó la salida de una torpedo de agua que emitía gas adentro de su transporte, pero cuando se empezó a encontrar mal salió de él. Carter le dijo por teléfono que volviera a entrar, según la fiscalía.

La mancebo había enviado previamente decenas de mensajes de texto a Roy animándole a ejecutar sus planes para suicidarse, aunque inicialmente había tratado de disuadirle.

El mismo día de su homicidio, la entonces beocio le escribió: “Simplemente tienes que hacerlo. Dijiste que lo ibas a hacer. O sea, no entiendo por qué no lo haces”.

Durante el proceso, la fiscalía utilizó la correspondencia entre los dos jóvenes para tratar de demostrar que las palabras de Carter fueron imprudentes y su conducta provocó la asesinato de Roy.

La defensa, mientras tanto, alegó siempre que Carter no era responsable de la asesinato del mozo porque este tenía un historial de depresión y se había intentado suicidar antaño, al tiempo que puso sobre la mesa los problemas de lozanía mental de la acusada.

loading...