Constituyentes Autoconvocados mantienen duras críticas al Gobierno y proponen elección estilo papal de la mesa directiva con votación a viva voz

0
59

En medio de la tensión instalada entre un reunión de convencionales y el Gobierno, el rama de Constituyentes Autoconvocados, que reúne a cerca de 90 nuevas autoridades, enviará una propuesta al ocupación de la Secretaría Universal de la Presidencia (Segpres) para implementar este domingo 4 de julio en el ex Congreso Doméstico una serie de medidas en la sesión de instalación de la Convención, que van desde la incorporación de simbolismos hasta la metodología de dilema de la directiva.

En este postrer punto, ratificaron el acuerdo de que se haga la votación separada de la presidencia y la vicepresidencia. El mecanismo que postulan es un sistema de alternativa papal, es sostener, que los y las 155 convencionales son candidatos potenciales, y se harían 3 rondas de votaciones.

En la primera, cada constituyente mostrará un papel y nombrará a quién propone para el cargo. De ahí se escogerían a las 5 mayorías. La segunda ronda, a viva voz, se escogerían las 2 mayorías, y en la última la definición entre esos 2 nombres, todavía a viva voz.

La iniciativa, de hecho, incluye las variadas críticas que ha hecho este corro de constituyentes al manejo del Gobierno y su delegado, el secretario ejecutor de la Convención, Francisco Carrasca, por el “portazo” que dieron a una serie de requerimientos que realizaron los convencionales indígenas, atendiendo a las lógicas de las distintas culturas representadas.

Asimismo, expresan cuestionamientos a la transparencia con que el Gobierno tomó decisiones respecto a la etapa inaugural, apuntando a la existencia de decisiones “unilaterales, y “arbitrarias”, en cuanto al presupuesto, gastos asociados, ítems técnicos y administrativos.

“El Gobierno no ha respetado los derechos de las y los constituyentes, en especial tratándose de los pueblos originarios, cuyas solicitudes han sido denegadas por parte de la Segpres, demostrando incapacidad de diálogo intercultural y desconociendo derechos que están reconocidos internacionalmente para los pueblos indígenas. Expresamos nuestra solidaridad con los y las convencionales del pueblo mapuche, aymara, quechua, diaguita, likan antai, rapa nui, kawesqar, chango, yagán y colla en el camino que ya hemos iniciado hacia un proceso constituyente soberano y plurinacional”, dice el documento.

En el primer punto de la propuesta se solicita que “no se dispongan anillos de seguridad alrededor del Ex-Congreso y que no se desplieguen fuerzas especiales de carabineros durante ese día, a fin de permitir -dentro de un marco de autocuidado y resguardo de medidas sanitarias- la manifestación social y popular, que es la que dio pie a este proceso constituyente”.

A eso suman una petición de un presupuesto que permita tolerar delante un proceso con décimo ciudadana descentralizada, incluso de información trasparente y pública sobre el presupuesto, gastos y licitaciones.

“Exhortamos a que en miras a la instalación, sean consideradas las necesidades particulares de cada convencional en términos de su traslado y estadía, la reorganización de las tareas de cuidado que suponen estos desplazamientos, y la pronta respuesta a los requerimientos planteados por la totalidad de convencionales de pueblos originarios”, enfatizan en el documento.

Ceremonia, simbolismos, directiva y comunicaciones

En la propuesta plantean la disposición circular y horizontal de la ceremonia, con figurantes de lenguaje de señas y traductores para las distintas lenguas indígenas. Encima, la instalación de las banderas de pueblos originarios y de la disparidad, en igualdad de escalafón frente a la bandera doméstico de Pimiento, y la realización de un minuto de silencio.

“Llamamos a un minuto de silencio por los pueblos originarios violentados, expoliados y excluidos por la invasión del imperio español y el Estado de Chile; por los luchadores y luchadoras sociales perseguidas, torturadas, violentadas política sexualmente, exiliadas, asesinadas y hechas desaparecer a lo largo de nuestra historia; por la infancia popular que ha sufrido el infierno de SENAME; por quienes fueron heridos, sometidos a vejámenes, muertos y mutilados por la represión estatal desplegada contra la Revuelta social que posibilitó el proceso que se inicia hoy. Y por las decenas de miles de personas muertas durante la gestión de esta pandemia de COVID que nos atormenta”, dice el texto.

En cuanto a la recibimiento del cargo, postulan que sea individual, de 20 segundos, partiendo con los constituyentes de pueblos originarios y luego por orden de distritos. Uno de los puntos que enfatizaron es que en caso de existir represión a las manifestaciones que se realicen en las calles, la ceremonia será detenida. Una vez finalizada la ceremonia, algunos representantes esperan plantar un árbol en los patios del Congreso Doméstico en Santiago como símbolo del compromiso del cuidado del medio circunstancia y del proceso mismo de la redacción de una Nueva Constitución.

A pesar de que el gobierno ya dispuso un sistema de comunicaciones, este corro de constituyentes propuso una fórmula que incluye el ingreso por accesos diferenciados para constituyentes y la prensa, confirmación para medios independientes y ciudadanos, y un punto de prensa a las 13 horas, entre otros puntos.

  • Revise los Lineamientos para la Instalación de la Convención Constitucional acá