Construyó un automóvil real basado en el diseño de un juguete; ¿madurar? Ni que fuera fruta

0
113
loading...
loading...

Las marcas de juguetes hacen réplicas de los autos clásicos y los más vistosos, así es como funcionan las cosas comúnmente. Pero un hombre se puso contraria y lo hizo a su forma: tomó como maniquí el cochecito en el que pasea a su bebé y construyó su transporte.

John Bitmead va a contracorriente, ya que uno pensaría que construiría un batimóvil u otro de esos autos increíbles, pero no, se decidió por un clásico (para bebés), el Little Tikes–Cozy Coupé:

Así es, este hombre le invirtió cerca de 1,000 horas de su vida en diseñar, planear y ejecutar su obra maestra para tener un coche de estos, pero a su medida, y que, claro, tuviera un motor que lo impulsara para no acatar de que cierto lo empujara.

Encima, se gastó cerca de 6,500 dólares en piezas y todo lo necesario para dejarlo sencillo y que pueda circular por las calles, ya que tiene todo lo necesario como luces, espejos, bolsas de atmósfera y encima alcanza una velocidad de hasta 110 kilómetros por hora.

Simplemente, dice John, le gusta el diseño de los coches para niños y por eso decidió que quería uno para él.

No cerca de duda de que esto es positivamente sorprendente. ¿Conducirías uno así?

loading...