Contraloría determina que autoridades no podrán bloquear usuarios en redes sociales si entregan información pública

0
97

Un número importante de usuarios de la red social Twitter denunciaron que han sido bloqueados por el ministro de Lozanía, Jaime Mañalich, y reclaman que se han pasado impedidos de obtener a información oficial referente al coronavirus.

Es en ese contexto que volvió a tomar relevancia un informe de la Contraloría Común de la República, que hace narración al uso de redes sociales particulares de las autoridades. Concretamente, el documento señala que si una cuenta personal es utilizada para comunicar información de interés doméstico, la persona quedará impedida de cercar a otros usuarios.

El juicio señala que ministerios, subsecretarías, servicios o municipalidades están impedidos de rodear usuarios, y agrega que aquellas autoridades que utilicen su cuenta personal “para entregar información antes que la cuenta institucional, o cuando la información obtenida en ejercicio del cargo es proporcionada únicamente a través de la cuenta privada, ella debe someterse a las mismas reglas de apertura, no discriminación, transparencia y publicidad que la cuenta del órgano público, encontrándose, en consecuencia, impedido el bloqueo de usuarios”.

Según consigna CNN Pimiento, el ministro de Lozanía ha utilizado recurrentemente su cuenta personal para informar aspectos referentes a su quehacer como ministro. Uno de esos casos ocurrió el 21 de marzo, cuando anunció el primer fallecimiento por covid-19 en Pimiento: “Tenemos que lamentar el primer fallecido en Chile por COVID-19. Mujer de 83 años, postrada, en la que se optó por un manejo compasivo”.

Al respecto, el abogado de la ONG Derechos Digitales y docente de la Universidad Diego Portales, Pablo Viollier, explicó que “el cambio (en la jurisprudencia) me parece positivo. Aunque se trate de sus cuentas personales, los ministros, al estar utilizando sus cuentas en función de un cargo público, transmiten información que es de interés público y se le deben hacer aplicables estos principios de transparencia respecto de la administración del Estado. Por tanto, el hecho de que los ministros puedan bloquear a ciertos ciudadanos, puede significar que esos ciudadanos se vean afectados en su acceso a la información”.

“Es importante notar que los ministros, como funcionarios y figura públicas, están sujetos a soportar un nivel mayor de escrutinio y crítica por parte de la ciudadanía”. En esta cabida pueden incluirse, por ejemplo, las amenazas de muerte, pero Viollier explica: “Si bien está prohibido para el ministro (Mañalich) bloquear a ciertos usuarios, lo que tiene que hacer él es denunciarlo a la plataforma por incumplimiento de las condiciones del servicio, o querellarse (en caso de amenazas)”, agregó.