Convencionales fijan cartas para nuevas vicepresidencias y mesa propone mínimos de funcionamiento

0
30

Este martes arranca la segunda semana de trabajo de la Convención Constitucional, que tendrá como desafío exceder los obstáculos que marcaron los primeros días de funcionamiento y mejorar los sistemas de votación, para evitar cuestionamientos a los procesos, como ocurrió la semana pasada.

La tabla de hoy tendrá una revisión de documentos ingresados, adicionalmente de una cuenta de las distintas reuniones que este lunes encabezaron la presidenta, Elisa Loncon, y el vicepresidente, Jaime Bassa. Se dará un espacio para observaciones y, luego, se abrirá una “hora de asuntos emergentes”, 60 minutos disponibles para que se haga uso de la palabra por hasta tres minutos sobre temas de interés, un espacio que se pretende instalar de forma permanente. Durante la tarde revisarán el protocolo COVID.

Mañana el día estará centrado en la comicios de las comisiones fijadas la semana pasada, como las de Reglamento, Presupuesto y Ética, y podrían proponer nuevas. Mientras, el jueves serán las elecciones de las siete nuevas vicepresidencias, de las cuales dos son para representantes indígenas.

La mesa llegará con una propuesta de votación, que será la de realizar una sola ronda de votos, donde salgan las mayorías que conformarán la mesa ampliada. Adicionalmente, que estas nuevas vicepresidencias actúen como voceros o voceras de la directiva. Si proporcionadamente se calma que ya esté funcionando el sistema electrónico de votos, no se descarta que se repita la misma fórmula del día de la instalación, cuando se escogió a Loncon y a Bassa: esto es, que constituyentes escriban en un papel los nombres, para luego ser leídos a viva voz.

En el caso de los pueblos originarios, ya escogieron a sus dos representantes: Isabel Godoy (Colla) –quien disputó la presidencia con Elisa Loncon– y Tiare Aguilera (Rapa Nui).

La Vocería de los Pueblos ya tiene 3 nombres en la mesa. Uno es el de Cristina Dorador, del Movimiento Independientes por el Boreal. Todavía está el de Elisa Giustinianovich, de la Nómina del Pueblo, respaldada por la plataforma feminista. Y por final, Rodrigo Rojas Vade, igualmente de la Cinta del Pueblo, quien fue una de las alternativas para la vicepresidencia de la Convención. Sin incautación, en las conversaciones que se dieron durante las últimas horas no se descartaba una carta adicional de la Registro del Pueblo. Con todo, en la Vocería de los Pueblos puntualizan que no hubo compromisos de respaldos, como sí ha ocurrido en otras votaciones.

“Tengo la convicción que el norte debe estar representado en la Convención, en ese sentido agradezco el apoyo de mis pares, así como de las organizaciones sociales que se han manifestado a patrocinio de mi nombre para una de las vicepresidencias de la constituyente. Estoy apto para este importante desafío, impulsando la perspectiva territorial, de mercaderías, poniendo energía en la protección de los ecosistemas y promoviendo el conocimiento y la ciencia como ejes para el incremento”, sostuvo Dorador.

En Apruebo Dignidad estaban aún definiendo nombres, aunque los que suenan son Bárbara Sepúlveda, del PC,  e Ignacio Achurra, del FA, a pesar de que en primera instancia los frenteamplistas habían manifestado que no competirían por vicepresidencias, donado que el primer vicepresidente, Jaime Bassa, es de sus filas.

El Colectivo Socialista se reunió durante la tarde de ayer y, aunque dicen que están barajando nombres, aseguran que todo dependerá de la fórmula de esas vicepresidencias. Por eso, una de las opciones es delimitar las cartas este mediodía, de conocerse ya la propuesta de la mesa sobre el sistema de votación y las características de las vicepresidencias.

De guisa independiente, y tal como lo hizo en la sufragio original de la directiva, Rodrigo Logan desafío asimismo por integrar la mesa ampliada. En Independientes No Neutrales podrían asimismo insistir con Patricia Politzer, dando cuenta, en varias articulaciones, que estarían por repetir fórmulas ya presentadas en el día de la instalación.

En Vamos por Pimiento, lo mismo. Suena la idea de repetir la postulación del RN Harry Jürgensen, no descartando exculpar asimismo al expresidente de Evópoli, Hernán Larraín, pues constituyentes de Renovación Doméstico coincidían en que “quedarse fuera es la peor de las opciones”. Sin bloqueo, algunos son partidarios de insistir en que se repita la votación que permitió la ampliación de la mesa. “Mi opinión personal es pedir la repetición de la elección, porque está absolutamente viciada, a mi juicio, del fondo y la forma. Si se insiste con validar este aumento de vicepresidencias, tampoco tenemos idea de cómo va a ser aquello. No sabemos si acaso vamos a participar”, sostuvo Luis Mayol (RN).

La propuesta de Loncon y Bassa para mínimos de funcionamiento

Delante la marcha de un reglamento, y tras el caos que marcó el funcionamiento la semana pasada, la mesa de la Convención, de la presidenta Elisa Loncon y vicepresidente Jaime Bassa, envió una propuesta a los constituyentes –a la que tuvo golpe El Mostrador– para funcionar durante este tiempo, titulada “Normas internas provisorias de funcionamiento de la Convención Constitucional”.

Entre los puntos más relevantes, el documento plantea que “para enseres de elegir los asuntos de la tabla y otros adicionales del debate, y mientras no se apruebe el reglamento correspondiente, la Convención deberá adoptar sus decisiones y acuerdos por la mayoría absoluta de sus miembros en control”. Y prosigue: “Existirán siete vocerías, elegidas en una única votación del Pleno. Serán electos/as como voceros/as las siete primeras mayorías relativas, con criterio de corrección plurinacional”.

En cuanto a las tareas y atribuciones de la presidencia, están las de dirigir los debates, convocar a sesiones extraordinarias, citar al orden, pedir auxilio a la fuerza pública y/o despejar tribunas cuando asistentes falten al orden, citar a sesión cuando lo estime necesario, y cuando lo solicite un tercio de sus miembros en entrenamiento, adicionalmente de formular comunicaciones a otros órganos del Estado, entre otras. En desaparición del presidente o presidenta, asumirá la vicepresidencia.

“Un tercio de los Convencionales Constituyentes en ejercicio podrán solicitar la censura del/la Presidente/a y/o Vicepresidente/a, lo cual será agregado como primer punto en la tabla del día hábil siguiente al ingreso de la solicitud. En caso de aprobarse la moción de censura por mayoría absoluta de los Convencionales Constituyentes en ejercicio, deberá procederse inmediatamente a la elección de un nuevo Presidente/a y/o Vicepresidente/a en los términos del artículo 135 inciso 2° de la Constitución Política de la República. En caso de ser rechazada, no podrá presentarse una nueva moción de censura del/la Presidente/a y/o Vicepresidente/a según corresponda, por el plazo de 60 días”, especifica la propuesta.

Encima, se instala un sistema paritario, plurinacional y plural, para las intervenciones en las salas, con el fin de dar representatividad al uso de la palabra. Por extremo, se estableció una semana territorial –similar a la semana distrital del Congreso, de 5 días hábiles–, en pos de fomentar la décimo ciudadana y de la que se deberá dar cuenta, en un crónica escrito, a la comisión correspondiente.