Convirtió su viejo Focus en un auto de carreras como el Rayo McQueen en 10 pasos

0
128

La respuesta a la pregunta ¿dónde está Mcqueen? es: viene saliendo del yonke. En caso de que tu remoto carro ya tenga la pintura muy gastada, la defensa caída, las puertas inservibles y sirva más de pocilga que de transporte, no te desanimes hombre. Aún hay formas de alterar tu cacharra con ruedas en la máquina más rapida del mundo.

mcqueen

Bueno al menos eso parecerá cuando conviertas a tu vieja cafetera en el Chispa Mcqueen. Sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

1. Sácale provecho

Disfruta el veterano tiempo posible tu coche (sí, aunque sea un Focus).

2. Adórnalo con basura

Conviértelo en una estercolero con ruedas. Muy dócil ¿verdad?

3. Ventílalo al mayor.

4. Sociedad conglomerado

No hay mejores estructuras que las biodegradables. Fabrica armazones con trozos de madera y conglomerado. Colócalos en las puertas y defensa de tu nuevo automóvil.

5. Costal la cinta adhesiva

Toma las cajas que encuentres y forra con ellas las partes dañadas de tu furiosa máquina. Recuerda usar pegamento de buena marca y mucha cinta adhesiva. Igualmente puedes usar engrudo y semanario.

6. Hora de pintar

Cubre tu automóvil con 4 capas de pintura blanca. Ni una más ni una menos. Será la capa cojín de tu nuevo asteroide.

7. Capa de pintura de color

Una vez sequía la pintura blanca, es momento de darle color rojo a tu transporte con una capa de finalidad. Muy admisiblemente, ya casi terminas.

8. Debes de destacar

Ahora viene el barnizado para darle brillo a tu potente automóvil.

9. Personalízalo… fielmente

Con la ayuda de un práctico que conozca todos los detalles de Mcqueen (es sostener, cualquier nene de 4 abriles), termina de darle el toque final.

10. ¡A rodar!

Ni la compañia Rust-Eze podría haberlo hecho mejor. Disfruta tu nueva vida a costado del Centella McQueen, Ku-chaw!

cars