Copa Confederaciones: Portugal consigue sufrido triunfo de 1-0 ante Rusia

0
685
loading...

Un tempranero gol de Cristiano Ronaldo frente a una irregular Rusia dio los tres puntos a Portugal en su segundo partido en la Copa de Confederaciones, trofeo que perfectamente pudo suceder dejado escapar en el segundo tiempo, en el que los rusos llegaron a tener contra las cuerdas a los campeones de Europa.

Le salió proporcionadamente la desafío a los hombres de Fernando Santos, que ganaron a Rusia con un gol de su gran hado, un primer tiempo en el que mostraron superioridad jugando sin demasiadas ganas de ir a por más, y una segunda parte en la que supieron, con no poca suerte, frenar a una Rusia desatada durante muchos minutos.

Dos tiempos muy distintos se vieron hoy en el estadio Spartak de Moscú. Los segundos 45 minutos de Rusia proporcionadamente pudieron ser recompensados al menos con un igualada.

A descuido de que México juegue su partido esta perplejidad frente a la débil Nueva Zelanda, parece que los dos semifinalistas del Montón A saldrán de la última etapa del próximo sábado, en la que Rusia deberá apostar el todo por el todo delante la ‘Tri’.

Portugal se adelanta en el corro con 4 puntos, mientras que Rusia mantiene sus opciones tras obtener una triunfo en la primera caminata, en el partido contra Nueva Zelanda (2-2).

El partido empezó a gran velocidad, con los dos equipos conscientes de su condición de sacar un buen resultado, lanzados a por el dominio de la pelota, que pese a todo cayó más a los pies de los portugueses en los primeros minutos de colección.

Cristiano Ronaldo, comrpometido al mayor desde los primeros compases del aproximación, no tardó en marcar el primer y único gol, que llegó muy temprano, en el minuto 8.

El divo del Efectivo Madrid parece haberse quitado la presión de los últimos días, en el ojo del huracán mediático tras revelar a su entorno su intención de marcharse de España.

Aprovechó un antiguo pase desde la izquierda de Raphael Guerreiro y batió con un consumado cabezazo la puerta de Akinfeev.

Rusia intentó en los siguientes minutos sorprender a su rival con pases a su ‘9’, Fedor Smolov, pero resultaron todos imprecisos, y a partir de entonces los hombres de Santos tomaron la iniciativa en medio de fuertes pitidos de los aficionados rusos.

En torno a la media hora del partido, el dominio de Portugal ya era incuestionable, con muestras de una gran superioridad sobre su contrincante, incapaz de enlazar su articulación en mas de tres o cuatro pases y calar con peligro al ámbito de Rui Patricio.

Las Quinas, con este panorama, se lo tomaron con laxitud, sobando la pelota en el centro del campo y con alguna que otra aparición al dominio rusa, aunque sin crear sensación de gol, como si quisieran llevar la batuta las fuerzas, como ya hicieron en el partido contra México sin muy buen resultado (2-2).

Las estadísticas del primer tiempo reflejan proporcionadamente lo que se vio sobre el césped: dos tercios de la posesión del balón para Portugal, y ningún tiro entre los tres palos para Rusia, por tres de los lusos.

En los primeros minutos del segundo tiempo, Akinfeev, que cumplió hoy cien partidos con la selección de Rusia, salvó a su equipo con una parada inverosímil tras un cabezazo de André Silva.

Y se animó Rusia, y se animaron las gradas del Spartak, que llevaban mucho tiempo sin hacer ruido, quizás por los gélidos 13 grados de la temperatura del éter o por la desconfianza en su equipo doméstico, que ha desencantado demasiadas veces en los últimos abriles.

Pero pese a controlar más el esférico, defender mucho mejor y venir con velocidad y peligro al radio de Portugal, le faltó lo que siempre le equivocación a este equipo: el gol.

A desatiendo de media hora para el final, Smólov gozó de la mejor oportunidad de Rusia hasta ese momento, tras un buen ataque de los hombres de Cherchésov por el lado derecho, pero al punta ruso le faltaron unos centímetros para tocar el balón con la cabecera en su brinco.

Habría sido el gol del igualada, porque Rui Patrício estaba trillado.

Y se desbocó Rusia, desbordando a Portugal con un vendaval de llegadas a la puerta, con una pasión y determinación como pocas veces se le ha trillado a esta selección, pero con tan poca fortuna como siempre.

Portugal supo frenar la presión de su rival, aunque asimismo la suerte y lo poco acertada que suele estar Rusia a la hora de explicar tuvieron suficiente que ver con el resultado final.

loading...