Corea del Norte hacía pruebas de lanzamiento; un misil cayó en una de sus ciudades

0
517
loading...
loading...

Corea del Finalidad tiene que revisar nuevamente su armamento, pues haciendo pruebas de emanación uno de sus misiles terminó estrellándose en una de sus propias ciudades.

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Finalidad se ha recrudecido estos primeros días del 2018. Mientras los presidentes de esas naciones compiten por ver quién tiene el mando de ataque nuclear más egregio, Kim Jong-Un continúa con las pruebas de misiles; solo que esta vez, el extensión tuvo problemas (de nuevo) y terminó por chocar en una ciudad de Corea del Finalidad.

La posibilidad de una nueva querella se volvió un poco más verdadera, cuando el líder de Corea del Meta aseguró que en su escritorio siempre había un brote para desencadenar un ataque nuclear. Por supuesto que Donald Trump no se quedaría con la boca cerrada y de inmediato afirmó que él todavía tiene un pimpollo nuclear en su escritorio, más ancho y que adicionalmente sí funciona.

La publicación del presidente de Estados Unidos causó revuelo en las redes, porque la observación de que hay tecnología coreana que simplemente no funciona fue un comentario sobrado agudo. Esto porque ya en otras ocasiones se ha sabido de las fallas que han tenido algunas pruebas de emanación de misiles en Corea del Boreal.

En una nueva prueba de emanación, el poder marcial de Kim Jong-Un terminó haciendo el ridídulo cuando uno de sus misiles tuvo una rotura técnica y no alcanzó a restallar en un punto designado en el mar de Japón.

Desde el campo ligero de Pukchang, se lanzó un misil Hwasong KN-17 de medio efecto, pero tan solo un minuto posteriormente de su extensión el misil presentó una defecto y terminó por caer en la ciudad de Tokchon.

La caída del misil provocó grandes daños a la infraestructura de los edificios de la ciudad. Aunque la ciudad de Tokchon tiene una población de casi 200 mil habitantes, no se reportó ninguna homicidio debida a este fracasado emanación de misil.

Quizá Kim Jong-Un está ocupado lustrado su tallo nuclear y dejó de flanco la funcionalidad de su armamento.

loading...