Corte de Apelaciones cierra puerta a “Comandante Ramiro” y revoca rebaja de condena

0
289

Este lunes se dio a conocer que la ecuanimidad no permitirá que Mauricio Hernández Norambuena, quien cumple condena de 30 abriles en Brasil por el secuestro del patrón Washington Olivetto en 2002, vuelva a Pimiento a cumplir la sentencia por su responsabilidad en el homicidio de Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards.

En veredicto concorde, la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la atrevimiento del árbitro Mario Carroza, que había rebajado la pena de presidio perpetuo contra Hernández Norambuena, a dos penas de 15 abriles de prisión.

Con esa valor se pretendía cumplir con la condición que había puesto la Conciencia brasileña para extraditar al exmiembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), conocido igualmente como el comandante Ramiro, es afirmar, una condena beocio a los 30 abriles.

Sin confiscación, la audacia del magistrado Carroza fue revertida tras la apelación presentada por la comunidad del senador de derecha.

En 1996, Hernández Norambuena, cercano a otros miembros del FPMR, huyó en helicóptero de la Gayola de Suscripción Seguridad (CAS), donde estaba condenado a dos cadenas perpetuas, una por el homicidio de Guzmán y otra por el secuestro de Cristián Edwards, hijo del propietario del diario El Mercurio, Agustín Edwards.