Covid-19 será solo un resfriado simple en 10 años, aseguran expertos en evolución viral

0
51

Desde hace poco más de un año, la pandemia por covid-19 ha causado muertes y crisis en la patrimonio y otros sectores, pero en un transcurso de 10 abriles solo será un mal rememoración, ya que, de acuerdo a expertos en transformación vírico, el SARS-CoV-2 irá mutando hasta convertirse simplemente en un resfriado popular que podrá presentarse en niños, aunque sin presentar síntomas graves.

La opinión de los expertos es prácticamente general: El SARS-CoV-2 no desaparecerá. Sin requisa, conforme pase el tiempo y se apliquen las vacunas, irá atenuando su presencia y, sobre todo, la pesadez de sus síntomas hasta convertirse en un resfriado leve en los niños y el contagio asintomático en adultos. Esto está basado en un maniquí matemático del comportamiento del virus, adicionalmente del respaldo de especialistas en desarrollo vírico e inmunología.

Jennie Lavine, investigadora de la Universidad Emory en Estados Unidos y principal autora de este estudio, informó que este proceso puede durar entre uno y diez abriles, y que todo dependerá de la velocidad con la que se lleve a parte el proceso de prevención, lo que obviamente irá mermando la capacidad de propagación y de ataque del virus. Adicionalmente, se debe tomar en cuenta el tiempo que tengan inmunidad las personas, ya sea a posteriori de contagiarse o de ocurrir sido vacunadas.

De acuerdo a los expertos, el SARS-CoV-2 es similar a los otros cuatro coronavirus ya conocidos que causan catarro, así como al SARS y al MERS que aparecieron en 2001 y 2012, que son más agresivos. Por esta razón se aplazamiento que su comportamiento sea igual y poco a poco deje de causar tanto daño y solo genere malestares leves.

El virus pasaría de ser pandémico a común, es asegurar, que continuará presente, pero su aparición será en algunas zonas y con un bajo número de contagios. Sin secuestro, que esto suceda pronto depende de que sigamos con las medidas preventivas para dilatar el proceso de reinfección, ya que haberse infectado o admitir la vacuna solo protege por un tiempo que todavía no se ha determinado y el objetivo es que este periodo se extienda lo más posible con el fin de debilitar al virus.

En un periodo de tres a cinco abriles se empezarían a presentar los contagios en niños, lo que puede ocurrir varias veces en un mismo paciente, pero con síntomas cada vez más leves para posteriormente difundir viejo capacidad inmunológica. En los casos de contagios asintomáticos se producirán anticuerpos de forma natural, que servirán como “actualización” delante variantes y mutaciones del SARS-CoV-2.

Mark Lipsitch, epidemiólogo de la Universidad de Harvard, manifestó que durante la decenio ulterior este coronavirus perderá fuerza, pero se podrán presentar “picos” de contagios, sobre todo durante la temporada invernal, al menos durante los siguientes cuatro abriles, por lo que aunque estas son noticiario alentadoras, todavía no ha pasado completamente el peligro.

El impacto en la sanidad pública de este virus bajará radicalmente cuando se cumpla una de dos condiciones. La primera es que, como dice este estudio, la inmunidad delante la covid-19 arduo sea duradera y que encima sea reforzada a través de reinfecciones leves, porque no hay una inmunidad total. La segunda es que haya una cobertura de la vacuna en las personas de más peligro, de forma que la mortalidad se reduzca muchísimo. Creo que es probable que lo primero suceda en todo el mundo.

-Mark Lipsitch

Ya sea en personas o animales, este coronavirus siempre encontrará un espacio donde alojarse, por lo que se ve prácticamente inverosímil que se pueda erradicar. En este momento todavía no hay un contorno firme para memorizar con exactitud qué es lo que sucederá, pero lo que se conoce de otros coronavirus y de lo que se ha investigado del SARS-CoV-2 permite prever un horizonte tranquilizador aunque todavía faltan varios abriles para lograrlo.