Cristian Warner: “ME-O no estaba encima de los temas de financiamiento, eso lo coordinaba yo”

0
626
loading...

Cristian Warner, ex ayuda derecho de Ámbito Enríquez-Ominami, sale del silencio para comentar su calidad de formalizado por la expulsión de boletas a SQM, alega inocencia y cuenta sobre su relación presente con ME-O.

En entrevista con El Mercurio, Warner asegura que este periodo “ha sido muy desgastante y doloroso, pero las dificultades son parte de la vida”.  Y dice tener confianza en que todo terminará “pronto y favorablemente”.

Respecto a la relación Contemporáneo que mantiene con ME-O, confiesa que “con Ámbito nos tenemos mucho aprecio en lo personal, y comparto su plan político. Sin requisa, hoy estoy más admisiblemente en el ámbito privado desarrollando mi nuevo negocio”.

No me arrepiento de mi historia con Ámbito. Al contrario, estoy orgulloso de los proyectos profesionales y políticos que construimos”, agrega sobre su décimo en la campaña presidencial.

Warner, a quien se le imputa responsabilidad penal anejo al fundador del Partido Progresista (PRO) como emisor y facilitador de facturas ideológicamente falsas, comenta que “he trillado todos los medios del Estado –empezando por el Tarea Conocido, PDI, SII y CDE- en una persecución frenética en contra de mi persona, invirtiendo medios multimillonarios para escanear mi vida, mis empresas y la multitud que se ha relacionado profesionalmente conmigo, para poder encontrar poco que pueda transformarse en una delación criminal”

Sobre la principal cargo que se le hace, de financiar de guisa fraude la campaña de Enríquez-Ominami y la formación del partido que lidera, el PRO, replica que “según me ha explicado mi abogado, el financiamiento irregular de la política no era delito en esa época, y no he sido formalizado por eso”.

Warner explica que “la delación es activo cometido un fraude tributario coludido con SQM”, pero acota que “no haré comentarios respecto del uso de los fondos y me los reservo para el juicio”.

Sin secuestro, hay quienes han manifiesto activo prestado servicio para la campaña de MEO habiendo sido pagados por Warner Comunicaciones, la empresa de Cristian Warner. Delante esto, reconoce que “algunos servicios fueron contratados por mis empresas y facturados a la campaña. Y reconozco que las campañas son un caos y puede por cierto ocurrir desprolijidades administrativas y desorden”.

Pese a lo antecedente, y consultado si es que reconoce que la campaña del líder del PRO fue financiada de guisa irregular, argumenta que “en absoluto, es lo que dice la formalización, no lo he dicho yo”.

Así mismo, descarta que Ámbito Enríquez-Ominami haya estado en conocimiento de las facturaciones que él le hizo a SQM. Explica que “las campañas son una locura (…) el trabajo de quienes ayudamos a coordinarlas es mantener al candidato fuera de los temas administrativos para que pueda atender las varias decenas de entrevistas diarias, reuniones, debates, encuentros con adherentes, etc.”

Bajo este argumento, enfatiza que “Situación no estaba encima de los temas de financiamiento, eso lo coordinaba yo. Hubiera sido inasequible que él lo hiciera, simplemente no tenía tiempo, como evidentemente es el caso igualmente de otros candidatos como Piñera o Bachelet”.

Consultado por su prolongado silencio mientras ha durado la investigación, dice que se debe a que la forma en que esta ha sido llevada “no me da las garantías para fallar: todo se filtra parcialmente y se tergiversa. Y mientras no veamos una mínima objetividad de los fiscales, preferimos seguir nuestra traducción para darla delante un tribunal imparcial”. En este sentido, desecha la idea de estar protegiendo al ex candidato presidencial.

“La acusación contra mi persona es muy específica: se me acusa de un delito tributario supuestamente cometido por SQM”, reitera Warner, y acota que es poco que “rechazo tajantemente”

El ex bienhechor derecho de ME-O, y periodista de profesión, se defiende diciendo que “nunca he tenido ninguna información de la situación tributaria de SQM, menos me podría poseer puesto de acuerdo con ellos para defraudar al fisco. Nunca existió siquiera una conversación o correo referido al tratamiento tributario que hizo SQM de las facturas”.

Agrega que “el Ministerio Público me acusó de no haberme coludido con Patricio Contesse para defraudar al fisco. Sin embargo, el propio Ministerio Público, a través del fiscal Gómez, declara que yo no conocía al señor Contesse”, lo que según indica es una contradicción.

¿Cómo se sostiene una recriminación donde, según ha dicho el mismo fiscal, los coludidos no se conocen?”, se pregunta. 

Fuente:T13.cl

loading...