¿Cuáles son las 13 peores decisiones de la historia?

0
681
loading...
loading...

Errores estratégicos, malas decisiones, incomprensibles actuaciones… la historia está llena de anécdotas de lo que pudo ser y no fue. El diario The Independent ha recogido las 13 peores.

1. Rebotar a JK Rowling. Doce editoras dijeron ‘no’ a una mancebo autora inglesa que presentaba un manuscrito sobre un caprichoso mago llamado Harry Potter. La hija del presidente de Bloomsbury aconsejó a su padre que sí la publicaran. El resto es historia. La dinastía le ha reportado a la autora más de 800 millones de euros en ganancias.

2. Tirar a la basura 5,6 millones de euros en bitcoins. James Howells compró en 2009 7.500 bitcoins, la moneda potencial, cuando su precio era poco más que cero. En 2013, cada bitcoin valía 771 euros, por lo que sus bitcoins tenían un valencia de 5,6 millones. El problema para Howells es que el disco duro donde contenía todos los datos lo había tirado a la basura. Howells llegó a ir al vertedero, pero se dio cuenta de lo inútil de su tarea: el disco duro estaba enterrado bajo un mar de basura de más de patrón y medio de suspensión.

3. No comprar Google por 1 millón de dólares. Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, ofrecieron en 1999 a George Bell, guía delegado de Excite, que comprar su buscador. El precio, un millón de dólares. Bell lo rechazó y Page y Brin llegaron a pedir ‘sólo’ 750.000 dólares. El CEO de Excite no quiso aprender nulo. Hoy en día, Google tiene un valencia estimado de más de 320.000 millones de euros.

Un corredor de bolsa, en vez de traicionar una batalla por 610.000 yenes, vendió 610.000 acciones por un yen

4. No matar a Hitler. En 1914, un soldado inglés llamado Henry Tandey encontró en plena Primera Pleito Mundial a un soldado teutón herido y tirado en una zanja. Tandey decidió no dispararle a parentesco fría y le perdonó la vida. El soldado teutónico se llamaba Adolf Hitler.

5. Vendió 610.000 acciones por un yen. Mizuho Securities, una empresa japonesa, perdió en 2005 casi 240 millones de euros. El motivo, que un corredor de Bolsa cometió un imperdonable error. En vez de traicionar una energía por 610.000 yenes, vendió 610.000 acciones por un yen. Pese a las peticiones de la empresa al Mercado de Títulos japonés, la operación no se anuló.

6. Enfadar a Gengis Khan. El mítico líder del imperio mongol quiso establecer relaciones comerciales con el vecino imperio de Corasmia, entre las actuales Irán e Irak, en el siglo XIII. El shah de Corasmia, Ala ad-Din Muhammad, decapitó al mensajero mongol y rechazó los negocios. ¿La reacción de Gengis Khan? Mandar a 200.000 guerreros y destruir el imperio de Corasmia.

7. Repeler a los creadores de WhatsApp. Facebook entrevistó en 2009 a Brian Acton y Jan Koum. Los rechazó. Pocos abriles posteriormente, Facebook pagó más de 17.000 millones de euros por WhatsApp, la empresa que habían creado Acton y Koum tras ser rechazados. Koum, incluso, forma ahora parte del consejo director de Facebook.

8. Comprar trenes demasiado anchos. La compañía francesa de ferrocarriles SNCF gastó 13.000 millones de euros en una nueva flota de trenes. El problema es que estos trenes eran demasiado anchos para más de 1.300 estaciones de todo el país. Arreglarlo costó 50 millones de euros.

9. Fichar a Brian Poole y los Tremeloes. En 1962, la discográfica Decca estaba buscando un nuevo clan para promocionar. Organizó una recital en sus estudios de Londres para dos jóvenes bandas. Decca eligió a una señal Brian Poole and the Tremeloes. El nombre de la manada rechazada era The Beatles.

En 1962, la discográfica Decca eligió a una facción convocatoria Brian Poole and the Tremeloes y rechazó a una llamamiento The Beatles

10. Equivocarse en el nombre de una empresa. El Gobierno anglosajón se enfrentó a avalar una indemnización de 13 millones de euros sólo por poner mal una ‘s’. 250 personas perdieron sus empleos en Taylor and Sons porque el registro mercantil inglés la declaró en bancarrota. En verdad, la empresa que quebraba era Taylor and Son.

11. El tetraetilo de plomo. En 1922, el químico estadounidense Thomas Midgley descubrió que añadiendo tetraetilo de plomo, la gasolina se quemaba más lentamente. Abriles posteriormente, los científicos se dieron cuenta de que la gasolina con plomo es tóxica y había causado miles de muertes por intoxicación en todo el mundo.

12. Malgastar la biblioteca de Alejandría. La ciudad egipcia de Alejandría acogía la decano biblioteca del mundo entonces. Acogía 900.000 manuscritos de incalculable valencia. Entre los siglos III y IV de nuestra era, un conflicto religioso derivó en la incendio de la biblioteca. Se perdieron para siempre obras de autores como Julio César.

13. La batalla de Karansebes. En 1788, 10.000 soldados austríacos perdieron en una batalla… contra su propio ejército. Austria estaba en combate contra el Imperio Turco. En Karansebes, presente Rumanía, acampó el ejército austríaco. Por desliz de unas garrafas de cazalla se inició una pelea. Parte del ejército creyó que se trataba de una choque de los turcos y se inició una pelea que acabó con casi 10.000 muertos.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

loading...