De la lluvia a las fotos de Beausejour: La trastienda de la cuenta pública 2016

0
619
loading...
loading...
Por: Javier Sáez, desde Valparaíso

Una resistente chubasco acompañada por truenos y relámpagos fue la antesala de la cuenta pública presidencial número 27 desde el retorno de la democracia.

Mientras seguía precipitando intensamente, el personal encargado de organizar la séptima cuenta presidencial de Michelle Bachelet y la penúltima de su segundo mandato tuvo que tomar todas las previsiones del caso: Una capa plástica cubría la ruedo roja protocolar por donde pasarían los invitados. Mientras tanto, funcionarios del Congreso intentaban barrer el exceso de agua alrededor de los colectores.

Risas en la fotografía oficial

Poco a poco la tempestad fue retirándose y la mandataria encabezaba pasadas las 8:00 horas la tradicional fotografía oficial en el palacio de Cerro Castillo. En ese momento se ocasionó una de las anécdotas de la etapa.

Tal como captó la prensa que estaba en el oficio, las risas fueron protagonistas de la fotografía que se tomó Bachelet con sus ministras.

La titular de Vivienda, Paulina Saball dijo a T13 que todo ocurrió porque al momento de ordenarse, las ministras insistían en apartarse de la jefa de Gobierno.

Aplausos para el vocero y la parka de Aleuy

A medida de que se acercaba la hora de la cuenta pública, una veintena de partidarios del Gobierno comenzaron a apiñarse frente al Congreso para tomar a la Presidenta y los invitados.

Entre los primeros en conmover estuvo el rector de la Usach, Juan Manuel Zolezzi, pero quien se llevó los aplausos en la ruedo roja fue el vocero de Gobierno Marcelo Díaz, quien entró acompañado por su pareja, Millaray Viera.

Consciente de la inestabilidad climática, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy se bajó de automóvil con parka, pero se la sacó antaño de comenzar a toquetear por la felpudo y se la pasó a un miembro de su escolta.

Los grupos en el hemiciclo

A medida de que iban llegando los invitados al la sala del Senado, comenzaron a formarse grupos de conversación.

Uno de ellos estuvo liderado por el diputado Pablo Lorenzini, que protagonizó una de las polémicas del día al exigir un cambio de puesto.

Adyacente a él, estuvieron conversando el rector Zolezzi y el contralor universal de la República, Jorge Bermúdez. Más tarde se les sumó la subsecretaria de Educación Valentina Quiroga.

La venida que no opacó la precipitación matinal

Cuando el cronómetro marcaba las 9:31 comenzó a sonar el himno doméstico y la Presidenta Bachelet llegó al edificio del poder constituyente a borde del tradicional coche descapotable Ford mientras el sol aparecía sobre Valparaíso en compañía de ministro del Interior Jorge Burgos.

Mientras Carabineros retiraba del ocasión a un manifestante que portaba lienzos en contra de Gobierno, los partidarios de Bachelet la vitoreaban.

“Siga trabajando por las reformas”, fue uno de los gritos que se escuchó.

Estilo distendido

Pese a la formalidad que implica la cuenta pública frente a el congreso pleno, la jefa de Gobierno dio muestras de relajo. Cada vez que recibió aplausos, dio espacio a pequeñas futuro de argumento.

Así ocurrió cuando frente a la entusiasta reacción del hemiciclo frente al anuncio del nuevo Tarea de Ciencia y Tecnología: no era necesario explicar lo importante que era.

Rubilar de pie

Entre los anuncios de Salubridad que hizo Bachelet, está la creación de plataformas de acompañamiento a padres cuyos hijos tienen alguna enfermedad catastrófica. 

Casi nada se escuchó esa medida por los parlantes, la diputada independiente Karla Rubilar aplaudió de pie visiblemente emocionada.

Los tuiteros y el cartel de Farcas

Como ya se ha hecho costumbre, conforme avanzaba el discurso fue posible ver a muchos invitados viendo las pantallas de sus celulares. Entre los más activos de la trayecto, estuvo la diputada RN, Paulina Núñez.

A otros, como el ministro de Hacienda Rodrigo Valdés o la diputada Claudia Nogueira, se les vio tomando nota.

Caso a excepción de fue el cartel del diputado PPD Daniel Farcas, quien aprovechó de promocionar su iniciativa legítimo para tipificar el maltrato pueril y a personas vulnerables (adultos mayores). El diputado Osvaldo Urrutia, por su parte, aprovechó las butacas vacías para retornar a exigir que la cuenta pública se traslade a Iquique en consideración de la glorias navales del Ejército.

Ovación constituyente

El aplauso más sonoro de la mañana fue el que recibió Bachelet al referirse al proceso constituyente. 

Al terminar el discurso, la madre de la mandataria, Ángela Jeria, dijo que “la gente reconoce que (el proceso) es por el bien del país y por eso aplaude”. 

Ángela Jeria

Beausejour el más fotografiado 

Una vez terminado el discurso, el futbolista de Colo Colo y miembro del consejo de observadores del proceso constituyente, Jean Beausejour, fue uno de los focos de afición.

Tanto autoridades como funcionarios del Congreso se acercaron a saludarlo y pedirle fotografías a las que accedió con amabilidad.

Más tarde, se le vio conversando en tono distendido con el ministro del Interior Jorge Burgos, que es un agradecido hincha de Universidad de Pimiento.

A esa hora, el sol ya brillaba sobre Valparaíso.

Fuente:T13.cl

loading...