Dejó la escuela para ser jugador profesional de Fortnite y ganó 50,000 dólares, su papá está feliz

0
97
loading...
loading...

Desde que era muy pequeño, este pequeño se metió de harto al mundo de los videojuegos y ahora quiere dedicarse exclusivamente a ser un gamer profesional. ¿Qué piensa su papá de eso? Que es la mejor valentía.

Los eSports están ganando demarcación no solo en el mundo del entretenimiento, sino igualmente como una forma de ganarse la vida. Las nuevas generaciones ya no quieren tener profesiones como ser profesores o astronautas, ahora buscan ser youtubers o jugadores profesionales de videojuegos. Este final es el sueño de Jordan Herzog.

Cuando casi nada tenía tres abriles de existencia, Jordan conoció los videojuegos y se convirtieron en su pasión. Su padre, Dave Herzog, ya estaba involucrado en este “pasatiempo” pues tiene una compañía que vende cosas como playeras, muñecos, juguetes y artículos relacionados con los juegos de video.

Dave siempre pensó que los deportes electrónicos eran el futuro y por eso alentó los gustos de su hijo. Jordan ganó su primera competencia de videojuegos a los 12 abriles de época y su papá vio que podía obtener más allí.

Jordan demostró tener talento para el videojuego en radio Fortnite y su papá hizo una inversión de casi 30,000 dólares para comprarle a su hijo todo el equipo necesario para que jugara.

El pequeño, conocido en el mundo posible como Crimz, jugaba al menos ocho horas diarias y a los 16 abriles, sin pensarlo mucho, decidió dejar la escuela para dedicarse por completo a los videojuegos. Su padre lo apoyó;¿ y dijo que fue poco que había estado esperando: ” lo estuve criando para esto”.

Muchas personas criticaron a Dave porque su hijo no terminará sus estudios, pero a los Herzog no les importó lo que opinaran los demás. Jordan sueña con triunfar el plata suficiente para no tener que trabajar cuando sea un adulto, y lo está consiguiendo.

Jordan se unió al equipo Lazarus y fue parte del nuevo Campeonato Mundial de Fortinte. No ganó el primer zona, pero al concluir en la posición 17 en la contienda de parejas su remuneración fue un cheque por 50,000 dólares. Se demora que el resto del año siga ganando metálico en otras competencias.

Así que mientras la gentío los critica, Jordan cuenta con el apoyo de su padre para cumplir sus metas y se esmera en demostrar que los videojuegos están dejando de ser una “pérdida de tiempo” y en efectividad son un negocio congruo provechoso.

Que te paguen por entretenerse videojuegos es un sueño que para muchos ya es una existencia.

loading...