Desbordes acusa poca comunicación con Van Rysselberghe: “Cómo voy a dialogar con ella si no llega a las reuniones”

0
87

El presidente de Renovación Doméstico, Mario Desbordes, se refirió a su presente en la política, analizando entre otras cosas, la organización de prevención sanitaria implementada por el Gobierno para combatir el Covid-19, su exploración del “estallido social” y su relación con su partido hermano, la UDI.

En entrevista con el programa “Conversando en Casa” del periodista Nelson Osses, Desbordes dijo que, con el coronavirus, “muchos políticos recién están abriendo los luceros y se están dando cuenta de lo tremendo que pasa en las poblaciones, la precariedad del trabajo y de cuánta multitud no tenía un trabajo estable. He escuchado a economistas opinar recién ahora que ‘este es el Chile que no veíamos o que no queríamos ver’”.

Sobre la prevención sanitaria estratégica dirigida por el Gobierno, el diputado criticó las señales entregadas por el oficialismo, como los conceptos de “Nueva Normalidad” y “Retorno Seguro”, tildándolas de precipitadas, sumado al mensaje del presidente Sebastián Piñera, que luego de su cuarentena afirmó que estuvo abrazando a sus nietos. Desbordes citó que “sin duda que fue un mal ejemplo, fue un error y una mala frase. Mi hija mayor, que vive en la quinta región, vino hace pocos días a Santiago por un examen médico y con la familia tomamos la máxima precaución. Así también, estuvo de cumpleaños mi hija de siete años y a lo más tuvimos un saludo por teléfono a través de video whatsapp”.

En cuanto al “estallido social”, Desbordes se refirió a las críticas de su sector cerca de su persona por su posición sobre el movimiento: “la extrema derecha me trató de traidor. Aquello trajo a mi recuerdo cuando Sergio Onofre Jarpa firmó la Reforma Tributaria y apoyó consiguiéndose los votos para aprobar la Reforma Laboral del presidente Aylwin, él mismo luego me contó que los de su propio sector lo trataron de traidor, que era un causante para destruir al país”. Agregando que “yo estoy tranquilo, no me arrepiento. Cuando dije que la gente tenía que seguir manifestándose, que tenía que mantenerse alerta, no me refería a que siguieran las marchas todo el día y fui muy claro en aquello. Dije que había que buscar formas de manifestarse, que no significaran para al país entero, que había que compatibilizar esas manifestaciones con la continuidad del comercio, con no pausar las pymes; pero la frase tenía un sentido y creo que el tiempo me dio la razón. Yo creo, Nelson, que muchos políticos esperaron a que esto pasara nomás, me refiero a los de izquierda y derecha, y cuando la gente volvió a sus casas confiando en que nosotros haríamos los cambios, muchos políticos pensaron en que ‘ah, esto ya pasó, sigamos nomás con lo nuestro y hagamos como si acá no pasó nada’. Para mí ese es el temor que hoy tengo, porque en cualquier minuto la gente nos dirá que nos dio la oportunidad y los decepcionamos”.

Finalmente, Desbordes analizó su relación con su par de UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, premeditadamente de una supuesta desidia de comunicación. El diputado precisó que “esto no lo he comentado en ninguna entrevista, porque es primera vez que me lo preguntan, pero tengo que decir que cómo voy a dialogar con ella, si la presidenta (UDI) no llega a las reuniones. Qué voy hacer yo si la Jacqueline no llega. Ella está en Concepción y vive allá”.