Desbordes desafía a La Moneda y Chile Vamos: “Es muy fácil rechazar el diálogo cuando no se baja del barrio alto”

0
148

En medio de las críticas lanzadas desde Pimiento Vamos y el propio Gobierno por su reunión con los timoneles de los partidos de la exConcertación, el presidente de Renovación Doméstico Mario Desbordes salió a acreditar su valentía y replicar a sus detractores.

“Es muy fácil rechazar el diálogo cuando no se baja de barrio alto o cuando se anda rodeado de escoltas. Es muy fácil exigir solo mano dura cuando se hacer desde Twitter o una radio”, dijo el diputado RN a La Segunda.

Desbordes nuevamente está bajo el fuego cruzado de sus socios de la UDI y Evópoli por su acercamiento con la examen. Al interior de su partido, el timonel RN ha sido blanco de ataques de parte de su antecesor Carlos Larraín, quien no desaprovechó la oportunidad para “golpearlo”, tal como lo hizo antaño del consejo universal de la colectividad. A sumario del exsenador, “no hay puente posible con la izquierda”, y Desbordes con su actitud “le abre un nuevo problema al Gobierno”.

El Ejecutor, en tanto, en primera instancia valoró el humor de entendimiento, pero rápidamente se sumó a los cuestionamientos señalando que “el diálogo tiene que partir por casa y posteriormente acercarse a la concurso”, según dijo la vocera de La Moneda, Karla Rubilar.

Adicionalmente, esta etapa, el ministro del Interior Gonzalo Blumel reforzó esta disertación de palacio, señalando que “el diálogo siempre es bienvenido, pero sobre la base de la unidad de la coalición”.

Delante esto, la respuesta de Desbordes es clara y notificó a sus críticos que “voy a seguir teniendo todas las reuniones que sea necesario para buscar un proceso de paz. Hay que aislar a los violentistas”.

Acto seguido, señaló que “los valientes de escritorio se esconden detrás de las polleras de carabineros. Los costos de la violencia los pagan cientos de personas que no tienen acceso a los medios, los costos de la violencia los pagan cabros que se suman a los anarcos de la primera línea, los costos de la violencia los pagan los carabineros y sus familias, los costos de la violencia los paga la democracia”.

Espaldarazos al timonel

En RN, Desbordes ha sido defendido por dirigentes como el senador Manuel José Ossandón, quien aseguró que el presidente del partido “está haciendo lo que tiene que hacer por obligación y por sentido común, el resto es una pataleta que no tiene ningún sentido”.

Igualmente cerró filas con Desbordes la vicepresidenta del partido, Paulina Núñez, quien catalogó como “extraño que a alguien le impresione que uno tenga que dialogar, que pueda conversar y tender puentes con otros actores políticos, porque al final del día es lo que nos está demandando y nos están exigiendo los chilenos”. “Sin mayoría en el Congreso y con un gobierno que no tiene una aprobación que le pudiera permitir empujar una agenda con más fuerza, necesitamos dialogar, lograr acuerdos”, argumentó.

En particular, la diputada cuestionó el letra de la vocera de Palacio, Karla Rubilar, señalando que “cuando ella habló por primera vez (y valoró las conversaciones) habló con sentido común”. “Pero, a lo mejor, la segunda vez puede que le haya llegado una instrucción distinta”, comentó.