Desde Guillier a Paula Walker: los beneficiados no PS que fueron financiados con la caja pagadora socialista

0
441
loading...

En el contexto de una revisión a sus libros contables del año 2013, entregados por el Servel a partir de una solicitud por Ley de Transparencia, se pudo probar la gran capacidad del PS para permanecer el orden y el registro de sus gastos.

Adicionalmente del buen rendimiento de sus inversiones en instrumentos financieros, especialmente el que tuvo en SQM –la compañía ligada al financiamiento irregular de campañas y al ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou– el partido tuvo una cartera de bonos y depósitos, cuyas utilidades permitieron avalar honorarios, entre otros gastos, a personas del comando de Bachelet y que no eran militantes de la colectividad.

Como se sabe, el partido de la Presidenta Bachelet, con sede en calle París 873 y que ahora encabeza el ex ministro Álvaro Elizalde, recibió entre 2000 y 2004 una indemnización de 7 mil 200 millones de pesos, proveniente de los riqueza que la dictadura confiscó a la estructura a posteriori del moradura, en 1973.

Esta número casi se duplicó en 2009, superando los 13 mil millones, y en 2013 excedía los 15 mil millones de pesos. Gracias a la mandato impulsada por la Comisión de Patrimonio formada para estos enseres, la tienda pudo confrontar, con más holgura que el resto de los que formaban la Concertación, el período de “vacas flacas” que implica no estar en el Gobierno. A este financiamiento vía papeles bursátiles, se suman las “cotizaciones” de los parlamentarios del partido. Un aporte de 300 mil pesos mensuales.

Los buenos sueldos del comando

Con estos medios, provenientes de una vía reglamentario y transparente, el PS pudo apoyar el segundo intento de Michelle Bachelet por alcanzar la Presidencia, el 2013.

En los registros que se encuentran a disposición del Servel, se anotó como egresos una serie de pagos entre mayo y julio de 2013 a un relación de personas que no necesariamente son militantes del partido, pero que sí trabajaron en distintas tareas durante la campaña.

Cierto que incluso aparece recibiendo dineros y que sí llegó a trabajar en el Ejecutor posteriormente de la campaña, fue Paula Walker Cárdenas, ex jefa de la Secretaría de Comunicaciones (Secom). En los registros contables del PS figura recibiendo la suma de $1.485.000. En marzo de 2015 dejó La Moneda, luego de una larga relación que empezó a partir de su cargo de jefa de prensa de Bachelet, durante el primer Gobierno de esta.

Entre ellas destaca Javiera Parada Ortiz, muy cercana a la Presidenta, a través de la antigua relación con su madre Huella Ortiz. Parada, que en el comando trabajó en el dominio de civilización, recibió desde el PS  $1.200.000, en mayo de 2013.  Luego, renunció en protesta porque se decidió no hacer primarias parlamentarias.

Cualquiera que incluso aparece recibiendo dineros y que sí llegó a trabajar en el Ejecutor a posteriori de la campaña, fue Paula Walker Cárdenas, ex jefa de la Secretaría de Comunicaciones (Secom). En los registros contables del PS figura recibiendo la suma de $1.485.000. En marzo de 2015 dejó La Moneda, luego de una larga relación que empezó a partir de su cargo de jefa de prensa de Bachelet, durante el primer Gobierno de esta.

En el radio de contenidos del comando, estuvo la historiadora Marcela Goic, hermana de Carolina, la candidata presidencial DC. Según este relación, recibía $1.170.000 desde las arcas del PS. Marcela Goic permanece como asesora del sociólogo Pedro Güell en el “segundo piso” de La Moneda.

Asimismo en el radio de contenidos trabajó la periodista Ximena Jara Mardones, quien venía del blog Botellín Poder, de la Fundación Democracia y Incremento de Ricardo Lagos y que no milita en el PS. Por su trabajo en el comando recibió en dicho período $1.440.000. Hoy se desempeña en el radio de contenidos de la Presidencia.

La periodista Tatiana Klima, que protagonizó una controversia en plena campaña por un tuit contra Evelyn Matthei (“Evelyn presa de su caca”), recibió en el período registrado asimismo $1.440.000. Se desempeñó hasta abril en la Subsecretaría de Educación, por el doble de esa cantidad, según el portal de Gobierno Transparente.

En la Subsecretaría de Educación se desempeña asimismo actualmente  la licenciada en Estética María Inés de Ferrari, que trabajó en el crecimiento del programa ministerial durante la campaña de 2013 y recibió, desde los fondos del PS, $1.200.000, aunque –como en los demás casos– no es militante del partido.

El aporte a Guillier

Incluso en la paga está consignado el nombre de Orieta Rojas Barlaro, psicóloga, quien recibía $900.000. Rojas es la esposa del diputado Pepe Auth (ex PPD) y hoy es la directora del Museo Interactivo Mirador.

Unos de los aportes que más fuego la atención fue el que recibió el contemporáneo candidato presidencial, Alejandro Guillier, mucho antiguamente que el partido decidiera apoyarlo en su carrera a La Moneda. En esa oportunidad, específicamente el 2013, recibió de las arcas del PS un aporte de $10 millones para su candidatura senatorial con el apoyo del Partido Radical.

Más controvertido es el perfil de Adolfo Galindo, que en esta nómina aparece recibiendo $1.170.000. Él es tal vez el “último sobreviviente” del liga conocido como G90, al que pertenecen el ex ministro Rodrigo Peñailillo y el ex patriarca de junta en el Mineduc, Harold Correa. En el caso de Galindo, fue renombrado jerarca de salita de la ministra de Minería Aurora Williams, donde se mantiene como asesor a pesar de activo enfrentado un sumario en su contra.

En el PS, consultados por este tema, prefirieron no hacer comentarios.

loading...