Dilma: “Tengo derecho a defender mi mandato”

0
713
loading...

Posteriormente de dar su discurso en la Asamblea de Naciones Unidas este viernes 22 de abril, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dedicó unos minutos a conversar con la prensa de su país. “Vine a la ONU a sostener la verdad. Y la verdad es que jugamos un rol importante en la COP21. Sin nosotros, esta conferencia no tendría el resultado que tuvo”, aseguró la mandataria.

Rousseff admitió que hizo una narración caudillo a la situación política en su país. “Ahora hablo de un toque para la prensa internacional porque ya no estoy en Naciones Unidas”, explicó la jefa de Estado, comentando una conversación previa que tuvo con periodistas extranjeros en la residencia del embajador brasileño en Nueva York.

Según Dilma, algunos líderes mundiales reunidos en la ciudad estadounidense le manifestaron su apoyo y solidaridad. “Yo me siento víctima de una injusticia. Si yo, que soy presidente, me siento víctima de un proceso ilegal, golpista y conspirador, ¿qué podemos opinar de la población de Brasil cuando sus derechos son afectados?”, preguntó.

La presidenta reiteró que un topetazo está en curso en su país, y que está sufriendo el impeachment sin que existan acusaciones plausibles en su contra. Añadió que, para ella, el proceso es “una elección indirecta travestida de impeachment”. La mandataria no se quedó ahí: “Les consulto, ¿quién asumirá el destino del país? ¿Personas ilegítimas, que no fueron elegidas presidentes de la República, o que tienen, en su trayectoria, acusaciones de lavado de monises, cuentas en el extranjero y procesos por corrupción?”, en una indirecta narración al vicepresidente, Michel Temer, y al presidente de la Cámara, Eduardo Cunha.

El proceso, ya permitido por los diputados, será ahora analizado por el Senado. “Yo me voy a esforzar mucho. No solo yo, también los ministros de Justicia y de Hacienda. Todos vamos a estar juntos y daremos todas las informaciones necesarias a los senadores”, afirmó.

Sobre la contraargumentación de la examen, que dice que el impeachment no es un acto ilegal, Rousseff piensa que esa postura muestra que tienen miedo. “Y el miedo se deriva de la ilegalidad absoluta. Y de subestimar la conciencia de las personas, la capacidad de comprensión de las personas, tanto de Brasil como de fuera del país”.

La mandataria afirmó que no está en contra de la convocatoria de nuevas elecciones, una alternativa defendida por algunos sectores del Partido de los Trabajadores. “Pero yo creo que se me ha entregado el derecho a defender mi mandato. Se los debo a mis 54 millones de electores”, redondeó.

Protestas en Nueva York

En las cercanías de la residencia del embajador en Nueva York, cerca de 15 manifestantes golpearon ollas, exigiendo la renuncia de la presidenta y criticándola por charlar con la prensa. “La presidenta está utilizando sus prerrogativas como jefa de Estado para salir en la prensa internacional dando entrevistas para una causa propia, y no del Estado en sí”, dijo Kim Kataguiri, del Movimiento Brasil Rescatado, que viajó desde Brasil hasta Nueva York para protestar.

Una de las manifestantes, que trabaja en el radio de la consultoría financiera, dejó Brasil hace un año y medio para aparearse una empresa en Nueva York. “Supe de la protesta hoy en la mañana y vine por libre y espontánea voluntad”, contó. En el mismo sitio, un agrupación proDilma gritaba frases de apoyo mientras algunos agentes de la policía tópico intentaban dejar un espacio disponible para que los transeúntes pudieran seguir circulando.

 

Fuente:T13.cl

loading...