Diputado Labbé (UDI) pide al Gobierno acelerar digitalización del país y solicita cifras de personas con acceso a internet

0
46

El diputado Cristián Labbé (UDI) llamó al Ejecutor a priorizar la puesta en marcha de la completa digitalización del país de aquí al periodo del 2025. Esto, en el ámbito del coronavirus, la aparición de la variación Delta a Pimiento y los alcances realizados por el Colegio de Profesores de Pimiento.

“Las clases telemáticas ponen en relieve el tema de la conectividad de las familias de clase media y vulnerables, ya que no todos los niños pueden acceder a sus jornadas académicas por falta de conexión a Internet y es un derecho para ellos educarse, por lo mismo hemos oficiado al ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para expresar nuestra preocupación respecto a este tema”, expresó Labbé.

El parlamentario UDI, adicionalmente, requirió información sobre la cantidad de personas en el país que no cuentan con golpe a Internet y el número que, teniendo acercamiento, tienen una conexión insuficiente para actividades como clases virtuales y teletrabajo.

Asimismo, pidió que se indiquen las medidas, planes y programas que ha implementado ese Servicio para hacer frente a esta situación y mejorar la conectividad de la ciudadanía, en el contexto de la pandemia del Covid-19.

“Si bien el Gobierno ha tomado medidas que buscan disminuir dichas brechas, como lo son el adelanto de la entrega de computadores mediante los programas Yo elijo mi PC, y Me Conecto para Aprender, además, de establecer un plan solidario de conectividad para los hogares más vulnerables, y lanzar la plataforma educacional “Aprendo en línea”, que han sido esenciales, lo precedente no es suficiente para respaldar un acercamiento igualitario y universal a la educación básica y media”, dijo.

“Hoy, el acceso a internet ocupa un lugar central en una sociedad moderna, al punto de ser incluso considerado un derecho fundamental de cuarta generación”, explicó el legislador oficialista”, agregó.

Según un estudio manufacturado por la Universidad Católica, mientras el 84,3% de los estudiantes del quintil más rico tuvieron clases por videoconferencia, el 60,6% del quintil de menores ingresos pudo penetrar a las mismas.

Por otro costado están los dispositivos utilizados para ingresar a dichas clases, donde el 19,3% de los hogares de menores ingresos accedieron a clases virtuales a través de dispositivos compartidos, y un 29% a través de dispositivos propios; mientras que en el quintil más rico de nuestro país, el 61,9% accedió a clases mediante dispositivos propios y un 21,9% mediante computador compartido.

En relación con el golpe a Internet, según los últimos referencias aportados por la OCDE, el 12,5% de la población doméstico no tiene comunicación a ella.