Diputados comunistas piden no autorizar a Mega la compra de tres radios FM

0
619
loading...
loading...

Mediante un téngase presente frente a la Fiscalía Doméstico Económica (FNE), los integrantes de la Bancada del Partido Comunista, diputados Daniel Núñez y Lautaro Carmona, solicitaron no autorizar al Peña Bethia -dueños del canal de televisión Mega- la adquisición de tres radios al Corro Bezanilla, ya que a pleito de los parlamentarios se atenta contra el pluralismo y voluntad de expresión.

“Lo que nosotros le hemos venido a plantear como Bancada del Partido Comunista al Fiscal Nacional Económico es que queremos que no se autorice esta compra que pretende hacer el Grupo Bethia, dueña de Megavisión y de dos radios. Consideramos que la concentración económica, de propiedad de medios de comunicación atenta contra el derecho a la información, atenta contra la libertad de expresión y el pluralismo que debe reinar en la actividad de los medios de comunicación”, enfatizó Núñez.

Los parlamentarios ingresaron un documento en el que piden al Fiscal Doméstico Crematístico, Felipe Irarrázabal, que emita un noticia desfavorable sobre el acuerdo celebrado entre el Colección Bezanilla y el Especie Bethia. De concretarse la operación, Bethia -quien actualmente posee radios Cirio y Carolina- sumaría las emisoras FM de la Región Metropolitana Romántica, Infinita y Tiempo. Esto significaría detentar el 14% de la propiedad del dial FM.

“Dado que esta compra del Grupo Bethia va a producir un efecto dominante con efectos muy similares a los que se producen, por ejemplo, cuando hay monopolio o, incluso, cuando hay un caso de colusión, nosotros queremos que el Fiscal Nacional Económico no autorice este compra y que sea un criterio que se aplique a todas otras compras que puedan haber de grupos económicos que tiendan a la concentración de los medios de comunicación, como podría ser con Andrónico Luksic, propietario de Canal 13, quien también pretende comprar más radios”, recalcó Núñez.

A seso de Carmona, la concentración mediática provoca que se entregue una inspección interesada de la sinceridad doméstico.

“Cando se monopolizan los medios de comunicación, en este caso radial, se está cayendo en un serio riesgo de que se entregue una mirada unilateral e interesada de lo que es la realidad nacional y con eso se está determinando en un grado importante la conciencia de cada persona. Eso es un atentado, incluso, contra los derechos humanos, a la libertad de tener un ejercicio según la posición que cada uno, con su propio criterio, sin interferencias, se formen respecto a lo que es la manipulación que los medios hacen de la noticia, de las informaciones, de la construcción de verdades virtuales y del condicionamiento de conductas, incluso, masivas, a partir de afirmaciones que nadie ha probado antes”, puntualizó Carmona.

El diputado por Atacama retraso que el pronunciamiento de la FNE sirva para instalar en la Cámara de Diputados el debate sobre una constitución que garantice la pluralidad informativa.

“Espero que la respuesta de la Fiscalía sea un insumo que nos dé el estímulo que nos hace falta para trasladar esto también a un problema en el debate interno de la Cámara, solicitarle al Gobierno ajustes a la legislación. Ya son demasiados los hechos que muestran, incluso, en nuestro continente, como solo a partir de operaciones psicológicas que se sostienen bajo la propiedad de los medios se ha logrado construir conductas masivas que han sido nocivas para efectos de una convivencia democrática y al respeto de la diversidad de pensamiento”, advirtió Carmona.

Para el diputado Núñez, urge en Pimiento contar a la brevedad posible una Ley de Medios que regule de guisa más estricta al sector, porque dejar las cosas tal como están “erosiona la democracia, conspira contra la libertad de expresión”.

loading...