Director de Shell advierte a Trump que abandonar el acuerdo climático de París dañará a Estados Unidos

0
501
loading...
loading...

Por Barney Jopson y Demetri Sevastopulo*

Ben Van Beurden, Director genérico de la Compañía Efectivo Neerlandesa Shell, ha despierto que Donald Trump pondrá a las empresas estadounidenses en desventaja y debilitará la posición total de los Estados Unidos si se retira del Acuerdo de París.

Van Beurden rompió relaciones con los altos ejecutivos que han sido reacios en desafiar al presidente de los Estados Unidos, declarando públicamente que si Trump se compromete a descuidar el Acuerdo de París podría ser contraproducente.

“Sería inútil en una serie de ámbitos, comentó a Financial Times en la oficina de la petrolera anglo-holandesa en Washington, declarándose partidario del Acuerdo de París.

“Con Estados Unidos siendo el mayor destino de inversión para una empresa como Shell, sí, creo que lamentaría tener muchos negocios aquí que potencialmente podrían encontrarse en desventaja debido a lo que implica la decisión de retirarse del Acuerdo”.

Donald Trump ha pasado semanas considerando si sobrellevar o no a sitio la promesa de campaña de rebosar del acuerdo de reducción de las emisiones de gases de impacto invernadero, pero la toma de esta atrevimiento se ha postergado oportuno, en cierta medida, a que la Casa Blanca ha estado sumida en una serie de crisis de diversa índole.

“Lo que creo que ocurriría como consecuencia (de la retirada) es que Estados Unidos se debilitaría a si mismo al desinteresarse de participar en una serie de mesas (de negociación)”, señaló Van Beurden, mencionando las negociaciones de comercio internacional como un ejemplo.

Ben Van Beurden emitió estos comentarios pocas semanas a posteriori de que Jeff Immelt, presidente y director ejecutor de Genérico Electric (GE), le pidiera al presidente Trump nutrir a los Estados Unidos en el acuerdo climático de París. “Nuestra intención es permanecer en el acuerdo. Creo que el compromiso universal es una buena causa”, señala Immelt.

Con la sucursal de Trump fragmentada por las divisiones en París, la Casa Blanca señaló este mes que el presidente Trump había retrasado su osadía sobre el acuerdo hasta a posteriori de un alucinación presidencial a Medio Oriente y Europa.

Shell está planeando aumentar gradualmente su compra en tecnología ecológica a medida que el mundo reduce la dependencia de los combustibles fósiles, antiguo sustento de la compañía.

Si Estados Unidos se retracta de apoyar las fuentes renovables de energía incorporadas en el Acuerdo de París, podría perjudicar a los fabricantes estadounidenses que han gozado de la creciente demanda de turbinas eólicas, paneles solares y otros equipos de energía.

“Estados Unidos tiene un número importante de empresas que ofrecen tecnologías que van a ser relevantes en la transición energética”, indicó van Beurden, “y que de una u otra manera, también se verán más afectados de manera negativa si Estados Unidos decide abandonar el Acuerdo de París. Entonces no le veo el lado positivo a esto”.

Separado de una protesta en contra de la prohibición migratoria de Donald Trump realizada por varios países, en su mayoría musulmanes, muchos presidentes han valorado positivamente las habilidades pro-negocios del presidente, evitado despellejar cualquier controversia o movimiento político.

Sin incautación, una serie de inconvenientes en la Casa Blanca han débil las esperanzas de los inversionistas en que Donald Trump acelere la patrimonio estadounidense. La semana pasada, las acciones estadounidenses se desplomaron en respuesta a los informes en que el presidente habría presionado al entonces director del FBI a dejar la investigación a Rusia, recuperando algunas de sus pérdidas después.

Donald Trump ha prometido impulsar con todas sus fuerzas los combustibles fósiles y poner en marcha una orden ejecutiva con el fin de revertir el intento del presidente Barack Obama de prohibir la hoyo en el Ártico y frente a la costa atlántica estadounidense.

Van Beurden señala que: “analizaremos las oportunidades en el Atlántico, pero no volveríamos a los mares de Alaska, en donde Shell no pudo encontrar reservas petroleras importantes en un pozo perforado en 2015″.

“¿Las costas del Ártico? No. Ya terminamos con eso. Tuvimos problemas ahí. Sabemos lo que cuesta, cuán difícil es”.

Ningún país puede anular el Acuerdo de París, y los defensores de la batalla sobre el cambio climático han sacado la cara frente a la triunfo de Donald Trump, argumentando que el resto del mundo seguirá delante aún sin Estados Unidos.

Ben Van Beurden no fue tan eufórico. “Sólo puedo ver un debilidad del Acuerdo si Estados Unidos decide salir”.

Pero agregó: “Creo que, por lo tanto, ¿toda la transición energética en dirección a (las energías renovables) que estamos experimentando actualmente va a ser revertida? No, en lo total. Creo que Estados Unidos no tiene en ese sentido la posibilidad de revertir una tendencia social mundial que está sucediendo”.

El Director ejecutor de Shell señala que él valora otros aspectos de la memorándum de Donald Trump, los cuales han reses numerosos elogios de líderes corporativos tales como una reforma del sistema fiscal, longevo inversión en infraestructura y una último regulación.

En concreto, Shell dijo que veía con buenos luceros las gestiones de la agencia Trump de entregar la tramitación de permisos para una planta petroquímica que se está construyendo en Pennsylvania y que traería como resultado menos normas prescriptivas de oquedad en el Tuno de México.

Pero Van Beurden indicó que no había tomado ninguna osadía de inversión en forma distinta basándose en el resultado de las elecciones del año pasado.

Cada valentía de inversión que tomemos de ahora en delante probablemente sólo sea  relevante económicamente posteriormente del contemporáneo mandato del presidente”, añadió.

“Entonces, ¿cómo podrías ser motivado por esto? A menos que estés en una empresa donde tu horizonte de inversión sea un asunto de meses (y) tu reembolso un asunto de unos cuantos años, el cual no es el procedimiento para nosotros”.

* Traducido por Sebastián Figueroa Vega, Traducción Inglés Castellano Universidad Arturo Prat de Iquique (UNAP).

 

loading...