Disney paga US$ 52.400 millones por el negocio de entretenimiento de Fox

0
490
loading...
loading...

Walt Disney cerró un acuerdo con Twenty-First Century Fox para quedarse con sus estudios de cine y de televisión por 52.400 millones de dólares (44.300 millones de euros).

La longevo compañía de entretenimiento del mundo se hace así con la vasta librería de contenido de su rival, con su red de distribución internacional, canales de televisión y tendrá un veterano control sobre Hulu, la plataforma streaming que ABC comparte con Fox, NBC y Time Warner. Al beneficio queda Fox Broadcasting.

El valencia total de la operación asciende a 66.100 millones de dólares (55.860 millones de euros) cuando se incluye la deuda. El traspaso se hará mediante un intercambio de acciones, una fórmula siguió en la operación de los estudios de animación Pixar, Marvel y Lucasfilm. Los propietarios de Fox controlarán el 25% del caudal de Disney cuando se complete la traspaso. La clan Murdoch, que tiene una participación del 39% en Fox, tendrá el 5% en la nueva Disney.

Con la negocio de gran parte de los activos de Fox ingresará tamaño para enemistar a los nuevos creadores y distribuidores de contenido audiovisual, como Amazon, Netflix, Google y Facebook

La operación puede imprimir un cambio veterano en el invariabilidad de poder en Hollywood. Disney se hará con los derechos de X-Men, Fantastic Four y Vicisitud. El conglomerado adquirió Marvel Entertainment hace ocho años por 4.300 millones, pero Fox mantuvo los derechos para producir películas bajo esas franquicias tan lucrativas. La operación le permitirá explotar personajes como Deadpool y Wolverine.

Disney quiere controlar una plataforma que le permita tener golpe directo al consumidor. Los activos que adquiere de Fox incluyen, además, una colección de canales FX, National Geographic, la india Star y la participación del 39% en Sky, que los Murdoch llevan años tratado de controlar por completo. Al beneficio quedan los canales de noticiero y deportes de Fox y las emisoras locales.

Los resultados de Disney muestran desde hace dos años una reducción progresiva de los abonados al cable en Estados Unidos y eso perjudica el rendimiento de canales como ESPN y ABC. Google, Amazon, Facebook, Twitter y Verizon están, por su parte, compitiendo por hacerse con los derechos para emitir eventos deportivos en directo, para elevar los ingresos publicitarios.

Disney anunció en la última presentación de resultados que su servicio streaming emprenderá a funcionar en 2019 y la suscripción será más trueque que la de Netflix, de donde además está retirando contenido. Con la negocio de los activos de su gran rival, conseguirá duplicar en paralelo su participación en Hulu y le permitirá combinará las películas, series y contenido deportivo con los de Fox.

Disney,  además, posee el universo Marvel, los estudios de animación Lucas Films y de Pixar. 

loading...