Donald Trump: “¡Hablar no es la solución!” con Corea del Norte

0
218

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró este miércoles que murmurar “no es la solución” con Corea del Ideal, país que ha recrudecido su amenaza sobre la región del Pacífico con el nuevo tirada de otro misil que sobrevoló Japón.

“Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte y pagándoles dinero de extorsiones durante 25 años. ¡Hablar no es la solución!”, señaló Trump en Twitter.

Ya este martes Trump advirtió a Corea del Meta que “todas las opciones están sobre la mesa” y consideró que el tiro de este nuevo misil es un signo más del “desprecio” de Pyongyang por “sus vecinos, por todos los miembros de las Naciones Unidas y por las normas mínimas de comportamiento internacional aceptable”.

Trump no concretó qué está considerando la Casa Blanca, aunque este mes ya avisó en Twitter de que “las soluciones militares están completamente preparadas, listas para el combate, por si Corea del Norte actúa de forma imprudente”.

Corea del Finalidad ha llegado a asegurar que su final test fue una “advertencia” a Estados Unidos y un “preludio significativo para mantener a raya a Guam”, una isla del Pacífico occidental que pertenece a EE.UU. y es sede de importantes bases militares estadounidenses.

El martes, Corea del Boreal lanzó un misil -por primera vez desde Pyongyang- que sobrevoló la península de Oshima (isla septentrional nipona de Hokkaido) antiguamente de caer en el Pacífico, a unos 1.180 kilómetros del promontorio de Erimo, en el extremo nororiental del archipiélago.

Se trata de la primera vez que un misil norcoreano pasa por encima de Japón en ocho abriles, sin contar otros lanzamientos que sobrevolaron pequeñas islas del sudoeste del archipiélago, y a posteriori de que en 2009 y 1998 Pyongyang lanzara por encima de circunscripción japonés supuestos cohetes espaciales con tecnología de misiles balísticos.

Estados Unidos y Corea del Ideal protagonizaron este mes una de las peores escaladas retóricas de los últimos abriles, que comenzó cuando Pyongyang amenazó con atacar EE.UU. en respuesta a las sanciones de la ONU por sus recientes lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales.

En respuesta al nuevo extensión, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró este martes una reunión de carácter urgente en la que describió el divulgación del misil como una energía “indignante”.