El aroma de un hombre hace que las mujeres quieran beber más; así que perfúmense

0
515
loading...
loading...

Hay una razón por la cual tu cita siempre termina bebiendo cerveza o licor y tiene que ver con el esencia masculino.

¿Les ha pasado que consiguen una cita con una chica hermosa y lo primero que ella hace es pedir un trago? Mientras ustedes se quieren perdurar limpios, ellas comienzan a tomar cerveza o alguna copa de licor. No es que sean unas borrachas sin remedio, sino que el fragancia de los hombres les provoca una incontenible sed de trinque.

No es que seas tan feo y hastiado que la única decisión para estar contigo es que ella se embriague hasta más no poder. Bueno quizá si puedes ser feo y harto, pero esa no es la razón por la que ella termina tomando alguna cerveza contigo.

Un primer estudio realizado en la Universidad del Sur de Florida mostró que los hombres suelen tomar más vino cuando se encuentran con mujeres que están en la grado fértil de su periodo menstrual. Posteriormente de confirmar que los hombres beben más al estar con una mujer en su periodo, quisieron investigar si pasaba poco similar en las mujeres.

La nueva investigación publicada en la revista Psicofarmacología Práctico y Clínica fue realizada con 103 mujeres con edades entre 21 y 31 abriles. Se les dijo que participarían en una prueba sobre distinción en cerveza y fragancias masculinas.

Las mujeres primero examinaron las tiras de fragancia. De esas, algunas solamente eran agua disfrazada de perfume y otras estaban impregnadas con androstenona, una feromona masculina encargada del olor sexual.

A posteriori de estar expuestas a esos aromas, a las mujeres se les ofrecieron 12 vasos de 0.3 litros con cerveza sin vino. El resultado fue que las mujeres que habían olido la androsterona bebían un 10 por ciento más que el montón control que solo fue expuesto a agua perfumada.

Los investigadores concluyeron que existe una asociación cibernética entre la bebida y el sexo. Esta conexión se debe a que culturalmente hay una predisposición a desinhibirse un poco en las citas y a que en efectividad el trinque sí desinhibe al cerebro.

Al pimplar bebida la corteza cerebral reduce su ritmo y hace que todo parezca más sencillo. Adicionalmente, el escotadura delantero que se encarga de procesar preferencias de pareja se inhibe. Mientras tanto, los centros relacionados con conductas sexuales como la amigdalitis, el hipocampo, el hipotálamo y la pituitaria permanecen intactos. Es por esto que al escanciarse las personas se ponen “querendonas”.

Claro que estos son estudios preliminares con grupos pequeños de mujeres, pero sugieren que todavía hay mucho por hacer cuando se trata de relacionar sexo y bebida.

Las chicas detectan el esencia masculino y eso les incita una peligrosa sed que las lleva un poco más cerca a tener una confusión de sexo. El olor masculino es intoxicante para ellas y va muy aceptablemente con una buena cerveza.

loading...