¡EL COLMO! Asaltan a perrito repartidor que hacía mandados durante la pandemia

0
86

De entre todas las cosas indignantes que ocurren en el mundo, esta historia debe ser una las más insultantes, y de verdad nos hace dudar de que la humanidad tenga esperanza. Eros es un perro aldeano de Medellín, Colombia, que solía estar en un edificio de muchos pisos, y sus dueños le enseñaron a admitir encargos pequeños de mandado desde la tienda que estaba en la planta quebranto hasta los departamentos del edificio.

Con una canasta, poco a poco Eros fue aprendiendo a hacer encargos cada vez más allí, y de pronto se había convertido en un repartidor habitual. Las personas confían mucho en él y lo tratan muy proporcionadamente para que pueda seguir ayudando en su judería. Sobre todo en estos tiempos de cuarentena, la trabajo de Eros se volvió muy importante pues lleva víveres a personas de poblaciones en peligro que no pueden salir de sus hogares. Pero su historia dio un giramiento terrible por yerro de la delincuencia.

No sabemos qué clase de persona sin corazón no se derritió a su tierna examen, el caso es que cierto asaltó a Eros cuando iba de camino a resistir una cajetilla de cigarrillos al extrarradio Robledo Tulipanes, en Medellín. Según el dueño de Eros, lo extraño es que el estafador dejó los cigarrillos pero se llevó la canastilla del perro.

Por fortuna este peludo repartidor no sufrió ningún daño, pero cuando las personas se enteraron del robo se desató la indignación y la preocupación por este fiel ayudante. Eros está acertadamente, pero la clan cree que es señal de que debería dejar de hacer estos mandados por muy bártulos que sean. Preciso cuando creíamos que el mundo no podía estar peor asaltan a este amable can.