El corredor comercial con el que China quiere extender su influencia a Medio Oriente y África

0
547
loading...
loading...

Es un enorme y codicioso esquema de infraestructura y, si todo sale como está planeado, podría conducir a crear una de las zonas económicas más importantes del mundo.

Se trata del Corredor Crematístico China-Pakistán (CECP), cuyo objetivo es unir la región occidental de China con el Mar Arábigo y el Océano Índico, vía Pakistán.

Lo llaman la nuevaRuta de la Seda, no por casualidad: así como lo hicieron las vías comerciales que permitieron exportar seda china desde el siglo I AC, el corredor es un paso delante en las ambiciones de China de conectarse mejorcon Medio Oriente y con el este de África.

El CECP incluye la modernización de carreteras, ferrocarriles, gasoductos y otros grandes proyectos de infraestructura desde la costa paquistaní del Mar Arábigo hasta la frontera noreste del país, que limita con China.

El plan tendrá un costo de casi US$51.000 millones, de los que US$46.000 millones vendrán de China.

Vista aérea del puerto de Gwadar.

Mejor paso, longevo influencia

La razón de China para apoyar el mega esquema es estratégica: el hércules oriental desea conseguir un golpe por tierra cerca de el Océano Índico más práctico y efectivo que el que tiene hasta ahora.

Actualmente sus barcos utilizan el férreo de Malaca, un angosto pasaje oceánico de 850 kilómetros que queda entre la costa occidental de la península malaya y la isla indonesia de Sumatra.

La nueva ruta propuesta daría a China golpe alrededor de la región del Ensenada Pérsico y Medio Oriente y una posición ventajosa para tener viejo influencia enÁfrica, así como en el sur y centro de Asia.

Estrecho de Malaca, con un barco y un oficial de policía en la orilla.

Y es considerada, encima, como una alcoba esencia en las relaciones chino-paquistaníes.

Para Pakistán, los US$46.000 millones que invertirá China representan casi tres veces la inversión extranjera total que ha recibido entre 2008 y 2015, señala M. Ilyas Khan, periodista de la BBC en Islamabad.

El corredor tendrá unos 3.000 kilómetros, desde el puerto de Gwadar, en la provincia paquistaní de Baluchistán, hasta la ciudad china de Kasgar.

Anunciado en 2015, el esquema ya empezó a rodar con la construcción de infraestructura en circunscripción paquistaní.

En la calle, afiches gigantes con las caras de los presidentes de Pakistán y China, Mamnoon Hussain y Xi Jinping respectivamente, así como el primer ministro paquistaní Nawaz Sharif.

De hecho, la primera parte del esquema, el recién renovado puerto de Gwadar, fue inaugurado hace unos días por el primer ministro Nawaz Sharif, quien recibió allí el primer gran cargamento de artículos chinos.

“Pakistán está localizado en la intersección de tres motores de crecimiento en Asia: el sur de Asia, China y el centro de Asia”, declaró el mandatario paquistaní Sharif en la ceremonia de inauguración.

“Y el CECP ayudará a integrar estas regiones en una zona económica que ofrecerá grandes oportunidades para la familia de la región y para inversores de todo el mundo“.

¿Podrán controlar la seguridad?

El gobierno paquistaní indicó, en una confesión tras la ceremonia inaugural en el puerto remozado, que los artículos chinos llegaron en un convoy de camiones que recorrió una carretera que une a Gwandar con la región de Xinjiang, en el noroeste de China.

Desde Gwandar, los artículos salieron luego por la nueva ruta marítima en dirección a Medio Oriente y África.

Se calma que el puerto comience a tomar importaciones de materiales de construcción a comienzos de 2017, antiguamente de convertirse en un portal de salida masiva de mercancías chinas.

Mapa del corredor CECP

Pero las reservas sobre el esquema tienen que ver con las condiciones de seguridad, conveniente a que Baluchistán, la provincia donde el puerto está situado, es marco de una feroz insurgencia de grupos islamistas desde hace más de una término.

Horas antaño de la ceremonia en Gwandar, una arrebato en un santuario musulmán a unos kilómetros de distancia causó la asesinato de al menos 50 personas.

Las autoridades indicaron después que el camarilla autodenominado Estado Islámico se había adjudicado la autoría del atentado.

Camiones en línea en el puerto de Gwandar.

Encima, el diseño del corredor está hecho a través de zonas que resultan de hacedero llegada para la insurgencia del Talibán.

Por eso, los primeros operativos en el puerto se realizaron bajo intensas medidas de control, que podrían sentar un maniquí para la operación del CECP en el prolongado plazo.

De hecho, el ejército paquistaní creó una fuerza singular de unos 10.000 efectivos para custodiar las nuevas rutas comerciales y respaldar la seguridad de los trabajadores extranjeros en la zona.

Miliciano Bugti emerge de un búnker en la provincia de Baluchistán, Pakistán, en 2005.

El primer ministro Sharif indicó que Pakistán ofrecerá “la mejor seguridad posible a los inversores extranjeros” para que puedan utilizar el puerto en operaciones comerciales internacionales.

“Muchos observadores creen que el incentivo de un milagro económico puede hacer que Islamabad ponga mayor esfuerzo en lograr estabilidad”, apunta M. Ilyas Khan.

De costado chino de la frontera, las cosas no están mucho mejor, ya que el gobierno de Pekín está preocupado por la violencia que tiene como protagonista a la minoría étnica uigur en la región de Xinjiang, de mayoría musulmana, y teme que grupos separatistas de cuerda dura se asocien a las milicias uigures que luchan codo a codo con los talibanes.

Imagen de TV de la firma del acuerdo con los ministros de relaciones exteriores de China y Pakistán, 2015.

No sólo eso…

Sin requisa, la seguridad no es la única preocupación en torno al esquema multimillonario.

Las buenas relaciones políticas y militares entre China y Pakistán se han sustentado, en parte, en la “antipatía” que entreambos países sienten su vecino India.

Y la respuesta de Delhi frente a el plan del CECP es esencia para ayudar el estabilidad de fuerzas en la región,

Aunque India tiene en China a uno de sus más grandes socios comerciales, muestra algunas reservas sobre el control chino de un puerto esencia de Pakistán.

No ve como buenos luceros siquiera las expansivas ambiciones regionales del coloso oriental, aún cuando las relaciones con Pekín han mejorado en los últimos abriles.

Presidente chino Xi Jinping, centro, con el primer ministro paquistaní Nawaz Sharif en Islamabad, 2015.

Para China, por su parte, lo que hace más atractivo el plan es precisamente la posibilidad de contrarrestar la influencia de India en la zona, así como el peso del otro gran coligado paquistaní, Estados Unidos.

Por otra parte, uno de los mayores fantasmas que sobrevuela el plan es el de la “dilación eterna”que los acuerdos a 10 o 15 abriles, cuando el CECP quedaría completo en su totalidad, naufraguen en un mar de burocracia y corrupción.

Ahsan Iqbal, el ministro paquistaní que supervisa el plan, señaló a la agencia de noticiario AFP que las obras tendrán “un efecto transformador significativo” en el país, que aplazamiento convertirse en un nodo crematístico para toda la región, mejorar sus niveles de empleo y solucionar sus problemas crónicos de suministro de energía.

Arrieros a caballo en el campo en la zona de Xinjiang, en China.

Pero, como señala el analista de defensa Hasan Askari Rizvi, de la Universidad de Punjab, el real punto de inflexión no es la firma de acuerdos sino su ejecución.

Funcionarios de ambas partes ya han aceptado que hay convenios firmados en 2010 entre China y Pakistán que permanecen incumplidos.

Cero garantiza que con algunos subproyectos interiormente del megaplan del corredor no vaya a ocurrir lo mismo, a causa de incompetencia, corrupción o error de transparencia.

Cierto nivel de corrupción es esperable en entreambos extremos, señalan los expertos, y nadie de los dos países tiene particular reputación por incentivar la transparencia.

“Así que no sabremos sino hasta dentro de mucho tiempo cuánto del dinero viene de préstamos, cuánto son subvenciones y cuánto dinero es de origen privado o público”, apuntan.

 


Fuente:T13.cl

loading...