El Fenerbahçe rinde tributo a los abuelitos que nunca se perdieron ni un partido

0
111

El club de futbol turco Fanerbahçe le rindió un emotivo homenaje a una pareja de fieles seguidores, pues Mümtaz falleció y su esposa, Ihsan, no ha podido continuar con la tradición de ir al estadio a apoyarlos oportuno a la pandemia de coronavirus. Para devolver todo lo que le han entregado al equipo, colocaron sus fotos en las butacas del estadio.

Esta pareja acudió durante abriles al estadio para ver al equipo de sus amores hasta que el hombre murió en 2016. Sin secuestro, su esposa continuó con la tradición y no faltó a ningún gozne como locales, pero este año ha sido inútil porque la pandemia detuvo la federación, posteriormente no se permitió el paso del manifiesto a los estadios y, encima, Ihsan estaba adentro del agrupación de parada peligro de contagio.

Aunque ya se permite el acercamiento controlado de seguidores al estadio, esta mujer no pudo regresar porque murió en diciembre. El Fanerbahçe se quedó sin dos de sus más fieles hinchas. Para honrar su memoria, colocaron sus fotografías, como se les veía asiduamente en las butacas, y demostraron que así serán recordados por siempre, pues adicionalmente de la décimo de los jugadores y la directiva, el sabido que siempre está apoyando incluso es importante.

Esta batalla de inmediato se volvió vírico, con miles de reacciones, así como comentarios. Encima, se ha compartido por todas partes, incluso entre aficionados a otros equipos, que reconocen la voluntad del club turco para devolver y acercarse a quienes los alientan y, como en este caso, a quienes solo la asesinato los puede amurallar para venir al estadio a cantar cada gol.

En paz descanse esta pareja. Estamos seguros de que serán recordados por siempre y desde donde estén seguirán llevando perfectamente puesta la camiseta del Fanerbahçe, pues la verdadera hobby a un equipo de futbol no es poco que se pueda terminar así como así. Cabal esa aire es lo que le da vida a un club y lo hace permanecer en el alma de quienes lo dan todo por verlos cobrar.