El fenómeno astronómico llamado la “Estrella de la Navidad” será visible por primera vez en 800 años

0
79

Los astrónomos dicen que en el año 1226 fue la última vez que los planetas Júpiter y Saturno estuvieron tan cerca uno del otro a simple instinto y ahora en el 2020 nos toca disfrutar de este ballet cósmico.

Se dice que un gran divo brillante en el Gloria noctámbulo, conocida como la Suerte de Bulla, fue la que guio a los Reyes Magos hasta el pesebre donde estaba el Gurí Todopoderoso. Sin confiscación, los científicos dicen que en efectividad se trataba de un aberración que en 1623 fue llamado la Gran Conjunción y ese fue el origen de esa historia navideña.

En este evento exorbitante, los dos planetas más grandes del sistema solar se acercan a una distancia muy corta y recorren juntos el bóveda celeste noctámbulo. Estos astros se han estado aproximando desde el verano del 2020 y en el solsticio de invierno, el 21 de diciembre, por fin estarán alineados.

Aunque la Gran Conjunción es un aberración que se repite cada 20 abriles, solamente puede ser apreciada a través de telescopios. Sin bloqueo, la de este año es singular porque se podrá observar a simple paisaje, a partir de las 17 horas (tiempo medio de Greenwich).

Según el astrónomo Patrick Hartigan de la Universidad Rice, veremos a los planetas a una distancia tan corta como la villa parte del diámetro de la retrato llena, dando la impresión de ser un planeta doble y brillante. Entre más al norte se encuentren las personas, será más corto el tiempo que tendrán para apreciar este combate de gigantes espaciales.

La próximo vez que una Gran Conjunción sea similar será hasta el año 2080, por lo que deberíamos servirse un momento de la tarde para disfrutar la de este atípico 2020.

De acuerdo a los estudios, en el año 6 a.C. ocurrió este mismo evento enorme y dio origen a la letrero de la Destino de Confusión. Este aberración no se pudo retornar a presenciar hasta el año 1226. En 1603 Johannes Kepler observó el acercamiento de estos dos planetas y se volvió objeto de investigación para los astrónomos.

En 1623 este evento fue confirmado por varios astrónomos y fue adulterado oficialmente como la Gran Conjunción. Han pasado al menos 400 abriles de la última vez que estos planetas estuvieron tan juntos y poco menos de 800 abriles de que fueran visibles en la confusión.

Aunque ya estamos fastidiados de este año 2020 impresionado por tantas malas noticiario, al menos podemos darle una despedida apreciando este aberración exagerado único e impresionante.